Argentina: adolescente de papás bolivianos fue drogada y violada

6

En las últimas horas, una adolescente de 14 años e hija de padres bolivianos fue drogada, abusada y abandonada en la ciudad de Buenos Aires (Argentina). En menos de una semana, con este reciente caso, ya son dos menores de edad de origen boliviano que fueron víctimas de violencia sexual en el país vecino, la primera tenía 11 años de edad y fue asesinada.

El miércoles, una adolescente de 14 años y de padres bolivianos fue encontrada inconsciente en una calle del barrio Ingeniero Budge, Buenos Aires. Según un reporte preliminar, fue intoxicada, abusada sexualmente y abandonada en la calle.

Efectivos de la comisaría décima de Ingeniero Budge fueron alertados de la presencia de la adolescente por una llamada al 911. Se informó que la adolescente se encontraba en malas condiciones de salud.

La Policía trasladó a la víctima al Hospital Gandulfo, en Lomas de Zamora. En este establecimiento de salud de Argentina se verificó que fue intoxicada. Otro estudio determinó que fue violada.

El último recuerdo de la víctima es que se subió a un colectivo para ir a la escuela, según El Diario Sur de Argentina. Su padre contó que su hija salió de su casa el miércoles por la mañana para ir al colegio. Una publicación en redes sociales permitió reconocer a la víctima.

Primer caso

El anterior domingo, el cuerpo sin vida de una menor de 11 años de origen boliviano fue encontrado en un terreno baldío en la provincia La Rioja con claras muestras de haber sido vejada.

La pequeña, de nombre Sabina, salió de su casa ese día para comprar pan, pero no retornó a su hogar. Sus familiares y vecinos la buscaron por más de cinco horas en medio de la oscuridad con la ayuda de las linternas de sus celulares y la encontraron sin vida en un terreno baldío.

La autopsia concluyó que la niña Sabina fue estrangulada por sus atacantes. Por este caso hay dos personas que son investigadas. Uno de los presuntos responsables decidió entregarse a las autoridades.

Los restos de Sabina fueron enterrados el lunes en el cementerio de Virgen Desatanudos. Este hecho causó conmoción en la población de La Rioja. El martes, familiares, amigos y otras personas protestaron para exigir justicia. “Basta de jueces corruptos, basta de los legisladores que no hacen nada, basta de matar a nuestros hijos, estamos marchando para que protejan a nuestros hijos de estas aberraciones”, gritó una de las manifestantes.

Varias personas que participaron en la marcha llevaron diferentes pancartas con la frase: “Justicia para Sabina”. La manifestación se concentró en el Juzgado Federal de La Rioja.

Pagina Siete.