Ruben Sánchez y exdirigentes, contra la pared por los Bs 12 millones

El secretario ejecutivo de la Federación Departamental de Transporte 1 de Mayo, Rubén Sánchez, y los exdirigentes del sector se encuentran “contra la pared” luego de que una asamblea de choferes determinó exigir la rendición de cuentas del destino de los cerca de 12 millones de bolivianos depositados en las cuentas personales de los representantes del sector.

Ayer, luego de una asamblea en la que participaron representantes de los sindicatos que forman parte de la federación, se determinó que todas las gestiones involucradas en la administración de los 20 centavos retenidos por Vías Bolivia por concepto del pago de la tasa de rodaje en la Autopista La Paz-El Alto, rindan cuentas, en un plazo de 48 horas, del destino de los recursos recaudados.

“Hemos determinado conformar una comisión de defensa y recuperación del aporte de 20 centavos y conminar a la federación que en 48 horas convoque a un ampliado exclusivamente por el tema de rendición de cuentas”, señaló el secretario general del sindicato Eduardo Abaroa, Lucio Quispe.

Por su parte, el representante de los choferes de base, Eddy Condori, indicó que si al término de este plazo no se cumple con realizar un ampliado y explicar el destino de los recursos, los choferes entrarán en paro.

“Estamos dando a los dirigentes hasta el miércoles o jueves para que rindan cuentas, de lo contrario los compañeros han decidido realizar un paro”, explicó, sin dar mayores detalles.

Convocarán a exdirigentes

Por su parte, Sánchez indicó que se convocará a los exdirigentes Franklin Durán, René Vargas e Ismael Fernández para que rindan cuentas sobre los recursos depositados en sus cuentas por Vías Bolivia.

El dirigente, en una conferencia de prensa, ratificó desconocer el paradero del grueso de los 11,9 millones de bolivianos entregados por la recaudadora de peajes por concepto de la retención de 20 centavos de la tasa de rodaje que pagan los afiliados a la federación al pasar por la Autopista La Paz-El Alto.

En un audio filtrado el fin de semana y difundido por Página Siete, Sánchez dijo que de los 12 millones, sólo se tiene conocimiento de 500 mil que fueron declarados como superávit en la gestión saliente de Ismael Fernández.

“De los 12 millones, les vuelvo a reiterar, no conocemos, sólo los 500 mil. Vamos a invitar a Franklin Durán, René Vargas y a don Ismael Fernández para que en el ampliado se despeje toda duda y denuncia temeraria que ahora se está realizando”, informó Sánchez.
Vehículos de transporte público en la Ceja de El Alto.
Foto:Archivo / Página Siete

El ejecutivo precisó que el diputado Durán estuvo como dirigente de dicha federación entre 2003 y 2009, Vargas de 2009 a 2013 y Fernández de 2013 a 2015.

“Compañeros, ese dinero no existe. El hombre de base piensa que en este momento nos estamos tirando esa plata”, aseguró Sánchez en la grabación difundida el domingo.

El dirigente precisó que el ampliado de los transportistas se convocará en el transcurso de esta semana.

El mes pasado, el diputado (UD) Wilson Santamaría denunció que Vías Bolivia, desde 2009 hasta 2017, transfirió 11,9 millones de bolivianos a cuentas particulares de los dirigentes: Rubén Sánchez, Mario Silva, José Antonio Choque, Ismael Fernández y Fortunato Sirpa.

Aportes de choferes se iniciaron en 2003

Mediante medidas de presión, en 2003, los choferes de la federación 1 de Mayo lograron la rebaja de 1,80 bolivianos a 1,60 en la tasa de rodaje en la Autopista La Paz-El Alto. Los 20 centavos restantes fueron destinados supuestamente a un fondo Pro Salud de los choferes.

Esta rebaja fue ratificada por un acuerdo entre la dirigencia de los choferes con la empresa concesionaria del peaje Toll SA y posteriormente por la Resolución Ministerial 082 del 13 de abril de 2004, durante la gestión del entonces presidente Carlos D. Mesa Gisbert.

En 2008, la operadora estatal Vías Bolivia reemplaza a Toll SA como cobradora de peajes en todo el país y los choferes ratifican el acuerdo antes firmado con la concesionaria.

De acuerdo con información de Vías Bolivia, presentada por el diputado Wilson Santamaría el pasado 5 de febrero, entre 2008 y 2017, la operadora del peaje transfirió 11,9 millones de bolivianos en las cuentas particulares de seis dirigentes de la federación 1 de Mayo.

Al hacerse pública esta información, la actual dirigencia del sector indicó que los depósitos fueron hechos en cuentas particulares, ya que la federación carece de estatutos y no cuenta con un Número de Identificación Tributaria (NIT).

Dirigentes de choferes denuncian daño “psicológico”

El secretario ejecutivo de la Federación Departamental de Transporte 1 de Mayo, Rubén Sánchez, denunció ayer que los dirigentes del sector sufren “daño psicológico” por parte de sus bases y también de la ciudadanía porque los tildan de “maleantes”, al no poder explicar el destino de los cerca de 12 millones de bolivianos que la federación recibió de Vías Bolivia entre 2008 y 2017.

“Mis compañeros de mi directorio ya no salen ni a trabajar, ni el chofer quiere manejar su carro, porque cuando llega a la parada le dicen: ‘¿cómo es de los 12 millones que se ha robado tu jefe?’. O sea que aquí se están causando daños psicológicos hacia la dirigencia, hacia los secretarios generales de la federación y también hacia los dirigentes del autotransporte”, se quejó Rubén Sánchez.
Rubén Sánchez, secretario ejecutivo de los choferes.
Foto:Página Siete

El máximo representante del autotransporte sindicalizado reiteró que los dirigentes ya no pueden ni trabajar por las acusaciones públicas que se han realizado en las últimas semanas. Afirmó que el ciudadano común no los saca de “delincuentes” y eso también afecta a sus familias.

“Cuando empieza esta difamación nos empiezan a decir ‘maleantes, delincuentes, que se han enriquecido ilícitamente. Que comprueben dónde lo tenemos nosotros y cómo nos habríamos enriquecido ilícitamente. No podemos andar fácilmente en la calle”, dijo.

Sánchez agregó que no descarta tomar acciones en contra de los diputados opositores Rafael Quispe y Wilson Santamaría, quienes denunciaron la irregular transferencia de recursos de Vías Bolivia a los choferes y que ellos no deben rendir cuentas a nadie más que a sus bases.

“Nosotros sólo vamos a rendir cuentas a nuestras bases, no ante esos diputados”, agregó.

Pagina Siete.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más