FmBolivia
Uniendo a más bolivianos en todo el planeta.

7 mentiras y verdades para prevenir y aminorar el chaki en estos carnavales

Con el Carnaval no sólo llegan las fiestas, sino también los excesos, sobre todo en el consumo de alcohol. Tras una larga noche, más de uno despierta con dolores de cabeza y articulaciones, fatiga, náuseas y vómitos, principales síntomas de la resaca, más conocida como “chaki”.

Ante este malestar, la cultura popular suele recomendar comer un fricasé bien cargado, tomar un cóctel de analgésicos o servirse un vaso de cerveza u otro alcohol, entre otros remedios. Sin embargo, no todos son de ayuda, algunos son sólo mitos que pueden causar mayores problemas de salud.

Así lo explicó el doctor boliviano Juan Pablo Jaldín, Fellow de simulación en cuidados críticos en el Hospital Pediátrico de Filadelfia. Antes de explicarle qué recursos son mitos y cuáles realidad, recuerde que el mejor consejo para su salud y seguridad será el evitar el consumo excesivo de alcohol.

  1. Unos vasos no causan chaki

FALSO. Legalmente, una persona está embriagada cuando la concentración de alcohol en la sangre es mayor al 0,08% por decilitro. En ese punto ya hay disminución de las inhibiciones y empiezan los problemas en el habla.

“Con este grado una persona no puede conducir. Aunque llegar a este punto depende de la talla, el peso y otras características de cada persona; en promedio basta con cinco vasos de cerveza para hombres y cuatro para mujeres. También puede ser con cuatro copas de vino o cuatro shots de tequila. Incluso con menos, algunas personas ya pueden presentar resaca”, dijo Jaldín.

  1. Comer antes evita la resaca

VERDADERO, PERO… Una buena alimentación antes de beber puede ayudar a tener menos efectos, aunque no necesariamente evitará el chaki. Recuerde no sólo alimentarse bien, sino hidratarse, tanto antes como durante el consumo de alcohol.

Se recomienda beber agua entre cada bebida.

  1. Se debe escoger las bebidas

VERDADERO. “Lo mejor es no consumir alcohol o hacerlo lo menos posible. Pero si lo hace, hágalo de forma más pausada y trate de escoger alcoholes claros y que tengan menos aditamentos en su producción”, explicó Jaldín.

Un ejemplo de alcohol oscuro es el vino o la cerveza. También se recomienda no mezclar alcoholes, algo que es muy frecuente. Además se debe verificar la calidad de las bebidas y que éstas no estén adulteradas, ya que pueden ser nocivas para la salud.

“Muchas veces, sobre todo entre los jóvenes, estos aspectos pasan a segundo plano por razones económicas o porque se dejan llevar por los colores o las presentaciones atractivas. A veces se opta por alcoholes que ni siquiera son saneados y provocan daño severo”.

Aunque la deshidratación no es la única causa de la resaca, contribuye a muchos de sus síntomas, como aumento de la sed, fatiga, dolor de cabeza y mareos. Incrementar la ingesta de agua puede aliviar algunos síntomas de la resaca e incluso prevenirlos por completo.

  1. El fricasé cura el chaki

FALSO. “El malestar estomacal es uno de los síntomas más frecuentes. Por ello se debe consumir comida blanda, de fácil digestión y sin condimentos. Como un caldo de pollo o arroz. Es común, sobre todo en La Paz, que cuando uno se va de copas, a la mañana siguiente, se va a comer un fricasé. Pero esto no es bueno”, recomendó el médico.

Explicó que el alcohol irrita el sistema gastrointestinal e interrumpe el proceso de la digestión. Esto causa daños en el hígado y el páncreas, que se hacen mayores cuando consumimos alimentos grasosos y picantes.

“Cuando se está con resaca, se debe comer lo más sano posible y lo más parecido a la comida de hospital”, reiteró.

  1. Las bebidas deportivas o isotónicas alivian el chaki

VERDADERO. El consumo de alcohol en exceso causa deshidratación y un desbalance hidroelectrolítico. Esto se debe a que el alcohol es un diurético y quien lo consume tiende a orinar más de lo normal.

Al perder tantos líquidos, también se pierden electrolitos, compuestos del sistema celular muy importantes en el funcionamiento del organismo.

Por esto es recomendable el consumo de bebidas isotónicas y de rehidratación, para reponer los electrolitos perdidos. De no tener estas bebidas se puede consumir agua o jugos naturales.

  1. Más alcohol cura el chaki

FALSO. “Este dicho popular, sobre curar la resaca tomando alcohol al día siguiente, es falso. Al contrario, esto estimula a la persona a ser dependiente del alcohol e incrementa el gusto y el consumo prolongado”, advirtió el profesional.

Añadió que esta práctica puede agravar la resaca y conllevar a un estado de Síndrome de Abstinencia. “En ese punto se presentan síntomas más severos como sudoración, debilitamiento general, tembladera e incluso llegar a presentar delirium tremens”.

  1. Analgésicos y antiácidos son la combinación perfecta

FALSO. El alcohol causa un daño celular en casi todos los órganos del cuerpo. Sin embargo, generan más síntomas en el sistema nervioso central, que incluye el cerebro, y en el sistema gastrointestinal.

Es por eso que siente dolor de cabeza, mareos, vértigo, náuseas, vómitos y diarrea. Aunque hay varios productos dirigidos a la resaca, en presentaciones de combos de analgésicos y antiácidos, la mezcla no es muy conveniente.

“Para el dolor de cabeza las personas pueden y suelen tomar algún analgésico antiinflamatorio no esteroideo, como la aspirina, el ibuprofeno, el naproxeno, entre otros. Pero esto tiene su contraindicación. El alcohol causa daño gastrointestinal y estos medicamentos, en especial el ibuprofeno, producen daños a este nivel. Personalmente recomiendo no tomar estos analgésicos”, dijo.

Añadió que el paracetamol también está contraindicado, porque el alcohol aumenta su efecto hepatotóxico. Este fármaco podría desencadenar un problema mayor en el hígado.

Lo que sí se puede tomar de estos combos para el chaki es el antiácido. Ayudará mucho en los reflujos y la gastritis que se activen con el alcohol.

Como último consejo, Jaldín señaló que es muy importante el reposo, ya que el alcohol interfiere con el descanso y el sueño de la persona. “El alcohol altera la fase REM, donde la persona concibe el sueño profundo. Como esa parte del sueño se ve afectada hay sensación de fatiga, cansancio e irritabilidad”, finalizó.

Fuente: Pagina Siete

Comentarios
Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más