Suecia ratifica apoyo al desarrollo hasta 2020

El encargado de Negocios de Suecia, Pontus Rosenberg confirmó que la cooperación sueca en Bolivia cuenta con una estrategia a cumplir para el periodo 2016-2020. Consideró que el hecho que varias embajadas y cooperaciones hayan dejado el país, es un “buen signo”, en el sentido de que hoy en día hay menos necesidades que hace 15 a 20 años.

“Claramente algunas cooperaciones se han ido y es un buen signo, en el sentido de que en hoy en día hay menos necesidades de hace 15 a 20 años, el país está desarrollado fuertemente en el crecimiento económico y el desarrollo económico. Y como la cooperación busca donde poner más recursos, donde hay recursos más escasos es obvio que busca países pobres y no de renta media”, dijo a ANF.

ESTRATEGIA

Consultado si considera que hay un ambiente favorable para que la cooperación sueca desarrolle su trabajo en el país, el diplomático respondió: “si hablamos de la cooperación que no es lo mismo que la Embajada, para nosotros la cooperación es parte de la embajada (…). Tenemos otro sistema, la cooperación es una sección de trabajo de la Embajada y contamos con una estrategia de cooperación 2016-2020, no hay nada que diga que sea la última, seguimos trabajando con tranquilidad en Bolivia”.

El diplomático sueco destacó que su país a través de la empresa SWECO firmó un contrato con el Ministro de Medio Ambiente y Aguas, para el diseño conceptual de la planta de tratamiento de aguas residuales para la ciudad de La Paz que es financiado por Suecia.

El Diario

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más