Adepcoca condiciona diálogo y advierte con más protestas

Los cocaleros de los Yungas que demandan el cierre del mercado ilegal de Arnold Alanes dialogarán con el Gobierno si éste cesa las detenciones y la persecución contra los dirigentes. En caso de no tener una respuesta favorable, preparan nuevas medidas de presión como bloqueos de caminos o marchas que serán definidas la próxima semana.

“Basta de la persecución política que estamos enfrentando los dirigentes de Adepcoca”, dijo el vicepresidente de Adepcoca (Asociación Departamental de Productores de Coca), Reynaldo Laura. Agregó que cuando se garantice que no habrá más detenciones “recién se podrá iniciar las mesas de diálogo que tendrían que ser en Adepcoca departamental. Lo importante es que levanten la persecución”.

Ayer, los dirigentes de las 17 subregionales de Adepcoca y del Consejo de Federaciones Campesinas de los Yungas de La Paz (Cofecay) realizaron un ampliado de emergencia en el que se acordó que los representantes “vayan a consultar a los productores de todas las regionales si realmente podemos entrar en un bloqueo de caminos o en una marcha pacífica”.

El lunes 10 de octubre, cuando se realizó el cabildo en la plaza San Francisco, las organizaciones que participaron dieron un plazo de 14 días al Gobierno para que atienda sus demandas inscritas en el pliego petitorio, entre ellas el cese de la persecución a los dirigentes de Adepcoca y el cierre del mercado ilegal. El plazo vence este fin de semana.

La semana pasada, los dirigentes de Adepcoca se reunieron con el defensor del Pueblo, Pedro Callisaya, a quien le transmitieron sus demandas. Entre las principales están justamente que queden sin efecto las órdenes de aprehensión contra los dirigentes.

“Primero es el cese a la persecución de los dirigentes que están con órdenes de aprehensión y una vez que cese, nosotros recién podremos entablar negociaciones con el ministerio (de Desarrollo Rural)”, insistió el dirigente.

Tras varias semanas de la presencia de policías infiltrados de Inteligencia que fueron sorprendidos al interior de Adepcoca y las aprehensiones a cinco dirigentes cocaleros en situaciones inesperadas, los productores tomaron otros recaudos e implementaron medidas de seguridad en los alrededores del mercado de Villa Fátima.

“No vamos a permitir (que se infiltre) la Inteligencia del Gobierno a dos cuadras de Adepcoca departamental. Estamos sumamente indignados, ya es el colmo que no quieran cazar como si fuéramos animales”, afirmó Gabriel Mamani Amato, dirigente de Adepcoca.

Rosalba Vargas fue la última dirigente cocalera aprehendida por policías civiles. Ella fue sometida el viernes 14 a audiencia de medidas cautelares y la justicia determinó medidas sustitutivas con una detención domiciliaria.

No obstante, hasta el cierre de edición, la dirigente seguía esperando, en las celdas de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen, su traslado a Irupana.

Además de Vargas, están detenidos los dirigentes Freddy Machicado, César Apaza, Raúl Uría y Gudelia Butinato.

Mercado ilegal

Comercialización Desde el lunes 10 de octubre, el mercado ilegal de la calle 1 de Villa El Carmen volvió a funcionar a pesar de que no cuenta con los permisos correspondientes, según el propio Gobierno. De acuerdo con la abogada Evelin Cossío, el Ministerio de Gobierno impulsó el desprecintado de ese predio. El MAS en el Legislativo pide al Gobierno que legalice ese mercado.

Fuente: Pagina Siete

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más