Imputarán por violación agravada al agresor de una niña de 7 años en Guanay

5

El director nacional de la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (FELCV), Miguel Ángel Mercado, informó el viernes que Guido Gerónimo Parada, de 25 años de edad, quien fue capturado en Cochabamba, será imputado por el presunto delito de violación agravada, luego que agredió a una niña de siete años en el municipio de Guanay.

«El caso de Guanay fue puesto a conocimiento de la FELCV y el Ministerio Público luego de arduas tareas de búsqueda en Guanay, Yungas, La Paz y Cochabamba por inteligencia de la Policía capturó al sujeto», dijo.

El director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) de La Paz, Sergio Bustillos, presentó a Parada quien fue trasladado a La Paz por el Grupo Especial de Asalto Táctico (GEAT) desde Cochabamba.

«Este tipo de hechos nos consterna, pero es una muestra del trabajo eficiente y de coordinación de las unidades de la Policía y el Ministerio Público, haber dado con el paradero de este sujeto», dijo en la presentación del agresor.

Detalló que la triangulación de llamadas telefónicas con sus familiares permitió encontrar al sindicado, quien se encuentra en cuidados intensivos por las graves lesiones que sufrió.

Dijo que Parada en su fuga junto a su esposa y sus dos hijos utilizó radios de comunicación en Guanay, Caranavi, Coroico y en la avenida Guayacan de Cochabamba, donde se ejecutó el jueves por la noche el mandamiento de aprehensión.

Agregó que algunos familiares del agresor cooperaron con la investigación del «horrendo hecho violación y vejación sexual».

Por su parte, el fiscal Heisman Maldonado manifestó que el agresor será imputado por el presunto delito de violación a niño, niña y adolescente con la agravante de los daños sicológicos y físicos sancionado con la pena máxima de 30 años de cárcel.

A su vez, el abogado de los familiares de la víctima, Marco Antonio Vargas, dijo que pedirá la pena máxima de 30 años de cárcel sin derecho a indulto y que se incluya a la esposa y a otros familiares por complicidad.

El jurista indicó que la situación de la niña preocupa, porque al margen de los 30 días de impedimento que tiene existe la posibilidad de que deba ser intervenida quirúrgicamente otra vez por la gravedad de las lesiones.

El hecho se suscitó el 13 de octubre, cuando la víctima junto a su hermana se encontraba en la vivienda de su abuela, donde el sospechoso junto a su esposa de 18 años y sus dos hijos vivían como inquilinos.

dea/maABI