Desalojaron de locales y calles a decenas de ebrios

2

El organismo policial registró ardua tarea en la noche del miércoles y la madrugada de ayer cuando tuvo que hacer desalojar de las calles a personas que luego del cierre de campaña se dedicaron a consumir grandes cantidades de bebidas alcohólicas no solo en vía pública, sino en locales hasta la mañana del jueves.

Luego del cierre de campaña del Movimiento al Socialismo (MAS), algunos comerciantes de bebidas alcohólicas aprovecharon el evento y la afluencia de gente para vender diferentes licores de dudosa procedencia, desde Bs 12 hasta 65, en diferentes tamaños, cantidad y colores.

Muchas de las personas que asistieron al evento, al no haber ninguna restricción en la venta e ingesta de bebidas alcohólicas, pese a la existencia de la norma 259 Ley de Control al Expendio y Consumo de Bebidas Alcohólicas que rige en todo el país, se dio rienda suelta al consumo de alcohol, quedándose a beber entre grupos en plena vía pública, a quienes la instancia policial al promediar las 23.50 horas procedió a desalojarlos de vía pública.

«Lamentablemente fue una jornada muy cansadora, porque fuera de que se debía esperar a que termine no solo el evento político, la amplificación se mantuvo con música, lo que generó que muchos que estaban consumiendo bebidas alcohólicas siguieran con este afán, pese a las restricciones. Por lo que la tarea no solo de pedirles que desalojen, sino de enfrentarse a gente mareada o en estado inconveniente es peor. Nos trataban de todo no querían retirarse, nos decían que están en el poder, que ellos podían hacer lo que quieren, que nosotros teníamos que resguardarles y bueno, no podemos hacer nada frente a ello, porque no hay orden y solo teníamos que soportar», expresó un oficial quien prefirió mantener en reserva su identidad ante el temor de represalias que son un modo de operar de algunas autoridades políticas.

“Acarrear borrachos», fue una acción que no siempre termina siendo agradecida, sino por lo general puede enviarse mensajes amenazadores por parte de personas que se encuentran bajo los influjos de las bebidas alcohólicas.

«No molesten, déjenos en paz, si siguen insistiendo vamos a pedir que al año, ya no les doten víveres, que les corten todo», fue una de las constantes amenazas que expresaban las personas que se resistían a abandonar su esquina o grupo que se situó en una vía pública para continuar consumiendo bebidas alcohólicas.

Pero si la tarea de despejar la vía pública de personas que consumieron bebidas alcohólicas, luego de un evento público fue esforzada, la segunda tarea desarrollada en la mañana de ayer fue la de sorprender locales que mantenían el expendio de bebidas alcohólicas a quienes eligieron continuar parte de la noche y la madrugada festejando.

«Locales sin documentos de registro al día, infringieron la Ley 259 de Control al Expendio y Consumo de Bebidas Alcohólicas, los cuales tuvieron que ser clausurados no solo por la cantidad de bebidas alcohólicas que se encontraba al interior de los mismos, sino sobre todo por infringir las normas y mantener las atenciones en horas del día», explicó uno de los oficiales de la Intendencia Municipal.

En cuanto a la gente que se encontraba al interior de los locales, muchos de ellos aún se encontraban portando no solo sus banderas políticas con las cuales participaron al cierre de campaña, sino que tenían alrededor del cuello guirnaldas de flores plásticas, con las cuales demostraban que el consumo de bebidas alcohólicas, después de dejar las calles se trasladó a los locales hasta el mediodía de ayer, «estábamos en el cierre de campaña, que molestan déjenos tomar, a quien le afecta, ¿es con su plata?», eran las frases que expresaban en el momento en que fueron desalojados, pero a diferencia de otros operativos ellos no fueron arrestados.

El Diario.