Ministro de Gobierno ratifica que con los bloqueos se gestaba un golpe de Estado en Bolivia

25

El ministro de Gobierno, Arturo Murillo, ratificó este martes que se estaba impulsando un golpe de Estado en Bolivia con el bloqueo de carreteras en plena pandemia, que fue promovido por sectores afines al MAS.

En criterio de la autoridad, la medida que se realizó durante 12 día, estaba al borde de derivar en una guerra civil con grupos armados.

«Lamentablemente, el país ha estado al borde de una guerra civil, que muchos no se han dado cuenta de aquello. Muchos pedían violencia, pedían usar mano dura, nos llamaban cobardes y que nos faltaba valor, (pero) la presidenta Jeanine Áñez nos ha sabido guiar por el camino correcto, buscando el diálogo, los acercamientos necesarios, sabiendo claramente que se estaba gestando un golpe de Estado», dijo Murillo.

Según la autoridad, los movilizados, que iniciaron sus medidas de presión en demanda de que las elecciones se realicen el 6 de septiembre, terminaron por exigir la renuncia de Áñez a la presidencia.

Ellos «no querían la renuncia de la candidatura de Jeanine Áñez, ellos querían la renuncia a la presidencia de Jeanine Áñez para que de esa forma asuma, según ellos, la senadora Eva Copa (la jefatura del Estado). Ha sido muy duro, han sido días y noches muy largas y muy duras», lamentó.

Agregó que el país sufrió por el impedimento del paso de alimentos y medicamentos, además los bloqueadores no permitieron el traslado de oxígeno medicinal, que se requería con urgencia para atender a los pacientes con COVID-19 y los afectados por otras enfermedades.

Como Gobierno, «hemos llevado de Santa Cruz a Cochabamba, Oruro y La Paz el oxígeno, medicamentos y alimentos sin dejar un solo muerto, sin un solo tiro, mientras había gente que nos gritaba que estábamos actuando cobardemente, pero yo creo que tenemos que tener un gran respeto a la vida porque nosotros sabíamos lo que se estaba gestando y gracias a la bendición de Dios evitamos más muertos y una guerra civil», insistió.

Murillo remarcó que ordenar el desbloqueo, sabiendo que había lugares donde usaron dinamita, gente armada y «equipo especial» para matar militares y policías, iba a tener otras consecuencias.

Entonces, fue «una responsabilidad muy grande (la que se asumió para no intervenir los bloqueos) y la Policía se portó a la altura de las circunstancias, de la misma forma que nuestras Fuerzas Armadas», destacó.

Asimismo, recordó que los grupos armados, durante el conflicto, exhibieron a través de distintos videos todo el armamento bélico que poseían y eso significa que estaban financiados.

Pues «eso financia el narcotráfico, ese narcotráfico que lamentablemente durante 14 años un partido político ha fomentado y por supuesto que este gobierno le estorba, generándole grandes pérdidas económicas», puntualizó.

/EC/lm ABI