Urkupiñita paceña: 5 días para medir la fe a “combazo limpio”

1

Desde el pasado miércoles, La Paz vive la tradicional fiesta de Urkupiñita en el macrodistrito Periférica en la ladera noreste de la urbe. Por cinco días y “a combazo limpio” miles de personas partieron piedras para medir su fuerza y fe ante la Virgen y el Señor del Río.

“Es muy importante, pero no sólo se trata de fe, sino del esfuerzo y voluntad que uno pone para conseguir lo que quieres. No venimos a pedirle una casa, sino su bendición y protección para conseguirla”, señala Grover Silvestre uno de los fieles.
Las velas también representan peticiones.

Según los vecinos de la zona, la festividad cochabambina se celebra en La Paz hace más de 30 años. Entonces la capilla que hoy alberga a la Virgen de Urkupiña y a la roca en la que apareció una silueta –que aseguran es la del Señor del Río– era un cuarto de adobe con un altar de ladrillos. Hoy, erigida en la confluencia de dos ríos, recibe a miles de fieles.

“La gente viene a pedir un préstamo a la Virgen. Para eso hay que partir las piedras con un martillo grande y los trozos que le quites es lo que debes llevarte. Pero no es así de fácil, uno mide su fuerza y su fe”, señala Antonia Vera, una fiel que llegó hasta la Periférica.

El rito comienza desde la mañana del 14 de agosto, un día antes de la fecha patronal. Como este año cayó a media semana la fiesta, se extenderá hasta hoy, ya que el sábado y domingo son dedicadas a la entrada folklórica y la diana, respectivamente.

Por estos cinco días el lecho de ambos ríos –casi secos en esta época– se llena de fieles, vendedores de cerveza y yatiris. En medio de piedras y charcos, las comberas –quienes son las que alquilan estas herramientas– instalan sillas y chiwiñas para que todo aquel que quiera probar suerte se acomode, elija la piedra que quiere golpear y después se siente a ch’allar los trozos de piedra conseguidos y compartir un par de cervezas con los demás asistentes.

“Cuando se golpea la piedra se miden la fe y el esfuerzo. Algunos de un golpe bajan trozos enormes, es porque le han dado con toda su fuerza y fe y eso quiere decir que los que estás pidiendo se hará fácil, pero tienes que poner el mismo empeño”, explica Alejandra, la hija de una de las comberas.
Las piedras deben ser escogidas y ch’alladas antes de golpearlas.
Fotos: Leny Chuquimia / Página Siete

En su puesto un devoto intenta golpear una piedra. Da un golpe, luego dos y tres, pero no logra más que levantar polvo. Pide una cerveza y echa un chorro grande en la roca como invitándola a beber con él. Respira fuerte y vuelve a intentar. Un cuarto golpe, el quinto y el sexto… y nada.

“Así es cuando algo te va a costar. Pero es cuando tiene que pedir fuerzas a la mamita para que ayude para perseverar”, sostiene Alejandra.

En un nuevo intento, su cliente levanta el combo muy alto y cerrando los ojos y con mucha fuerza logra partir la enorme roca a la mitad. Algunos hombres que beben desde el día anterior gritan y aplauden esquivando unas astillas que salen expulsadas por todas partes.

Según dicen las comberas, quienes llevan años viendo estas cosas, a él le va a costar conseguir lo que vino a pedir. Pero, al final, logrará su objetivo.

Urkupiña: hubo 2 muertos en la Llajta

Dos muertos, 42 hechos delictivos y 22 detenidos son los saldos de los operativos policiales en las actividades de la Fiesta de Urkupiña 2019, en Quillacollo-Cochabamba. El comandante departamental de la Policía, Raúl Grandi indicó que las cifras se incrementaron en comparación a las del año pasado.

“En el marco de las actividades de Urkupiña hemos tenido el levantamiento de dos cadáveres, uno de sexo femenino y otro masculino. Además, se han atendido 42 delitos de diferente naturaleza. Hay un aumento en comparación al año pasado, cuando atendimos 22”, manifestó Grandi.

El aumento también fue notorio en la cantidad de personas detenidas. La autoridad señaló que por diferentes razones se detuvo y condujo a dependencias policiales a 22 personas, mientras que el año pasado sólo hubo 11. En los operativos que se realizaron a lo largo del Calvario también se intervino a tres pandillas. “Es un hecho que nos llamó la atención”, dijo.

pagina siete.