Desfiles cívicos dejan de perder de a poco su esencia

El pasado fin de semana se llevó a cabo el desfile cívico en el distrito 7 del municipio de Viacha, por un aniversario de la Gesta Libertaria del 16 de Julio de 1809. El acto empezó con retraso, y las unidades educativas como las juntas vecinales acudieron a la cita, pero la mayoría de vecinos, así como estudiantes, lamentaron la mala organización, y más aún que el mismo se convirtió en marcha, ya que todos pasaban rápido frente al palco.

Al celebrar un aniversario más de la revolución del Primer Grito Libertario, en la ciudad de La Paz, en los municipios del departamento se realizaron desfiles para conmemorar la fecha, el pasado viernes. Viacha no fue la excepción, puesto que se realizaron actos en los diferentes distritos del municipio.

En el distrito 7 más de 90 urbanizaciones rindieron homenaje a los héroes del 16 de Julio en la subalcaldía, así como estudiantes de las unidades educativas, que ingresaron junto a sus bandas de música de guerra, y como siempre el Colegio 6 de Junio fue una de las más destacadas.

Sin embargo, una de las quejas de los vecinos fue la mala organización, ya que el desfile a ratos se convirtió en marcha, por el apuro que imprimían los guardias municipales, que derivó en convertirse en un acto de participación más que cívico.

Los discursos también fueron poco alentadores con respecto a la fecha, y al parecer no quisieron recordar los motivos que obligaron a iniciar la revuelta para buscar la libertad.
La opresión a la gente humilde y las pocas libertadas otorgadas a la población, derivaron en una revuelta, pues se cansaron de que los gobernantes impongan leyes en favor de la corona española, y no en favor de la región.

Los discursos de autoridades a nivel departamental, de un tiempo a esta parte son sin ningún sentido cívico, según la ciudadanía y esto se refleja en el poco civismo que existe en los actos de efemérides departamentales, y peor en el día de la patria, por las modificaciones que hicieron.

La Paz es considerada «cuna de la libertad, y tumba de tiranos», y así lo demostró a lo largo de su historia, en los que la ciudadanía obligó a renunciar a mandatarios de Estado, debido a que se volvieron dictadores y dejaron de gobernar, sino acumular riqueza en favor de ellos y de sus militantes.

Fuente: El Diario.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más