Analista identifica errores en la polémica por el Censo

El analista cruceño Luis Alberto Ruiz identificó errores en el Gobierno central al cerrarse al diálogo y en las autoridades cruceñas de ponerle plazo para derogar el Decreto Supremo 4760 porque se estaría dando pretextos al Gobierno nacional para que sigan tildando a Santa Cruz como “sedicioso y golpista”.

También considera un desliz político de parte del gobernador Luis Fernando Camacho no haber asistido a la reunión en la Casa Grande del Pueblo, aunque aseguró que los intereses regionales están por encima de los errores del Gobernador.

“Es un error, no buscar el diálogo en base a los nueve departamentos, pero el insistir en que Santa Cruz no tiene razón en una redistribución económica, política y tratar de ocultarle la realidad, es otro error de parte del Gobierno”, comentó.

Sostiene que más que un nuevo pacto fiscal es importante un pacto democrático que devele la verdadera realidad nacional que es excluyente y donde han habido grandes derrotas económicas como de la burguesía paceña frente a su propia diversidad como la ahora burguesía chola, así como también la ahora burguesía agroindustrial cruceña podría tenerla en caso de no mirar y aceptar la diversidad migratoria interna, así como la derrota histórica que se tuvo y no se reconoce como son las autonomías porque no se ha ganado absolutamente nada con ellas y se estaría en un Estado más centralista aún.

“Creo que hay un error de la clase política de Santa Cruz el no ver la Santa Cruz diversa, no ver la Santa Cruz colla, no ver con ojos de Bolivia esa diversidad que no se reconoce y no se acepta aún de manera sincera y en esta ocasión el Gobierno se da cuenta que está a un paso de abrir un verdadero infierno político y decide postergar el censo hasta el 2024 de manera equivocada. Lo que pasa es que seguimos pensando con ojos de región y ese es un error para Santa Cruz, como el pensar y ver por parte del gobierno nacional como el enemigo a vencer al Gobierno departamental”, manifestó.

Indicó que llevar adelante el Censo era desnudar los problemas estructurales y generar una pelea del Gobierno frente a tres regiones: Santa Cruz, Cochabamba y La Paz y ponerse al frente seis regiones para ver donde se encuentra el poder político central. “Pensar que el Censo es la solución para Santa Cruz, La Paz y Cochabamba, es tener un pensamiento centralista, egoísta y obsoleto de Bolivia para con los demás departamentos como nación unitaria”, comentó.

Advirtió que insistir en la supuesta receta del golpe atribuida a Santa Cruz y a sus líderes, lo único que hará es alejar al país de una región tan importante como es Santa Cruz, pero también si las instituciones cívicas o políticas cruceñas no dan paso a un gran acuerdo nacional, también estarán cometiendo otro error. (Erbol)

Fuente: El Diario.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más