FmBolivia
Radio FmBolivia

Solo dos de siete casos llegaron a sentencia

6

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Solamente dos de siete denuncias de casos de presunta negligencia médica, reportados en la ciudad de El Alto, cuentan con una sentencia, informó David Inca, representante de las víctimas.

El último caso fue denunciado ayer por los familiares de Félix Torres, quien fue ingresado en una clínica de esta urbe por accidente cerebrovascular, pero ahora presenta otros daños colaterales atribuibles a una presunta mala praxis.

Hasta la fecha son siete casos en este medio año y de esta primera gestión dos han sido llevadas a sentencia y han sido objeto de recursos jurídicos están en el Tribunal de Justicia de La Paz y el otro en el Tribunal Supremo de la Corte en Sucre.

«Deben haber más, pero por falta de conocimiento no nos hacen llegar las denuncias y en otros casos abandonan los procesos. En el caso del señor Félix, presumimos que ya tiene señales de gangrena, inicialmente la clínica facturó 160 mil bolivianos por los gastos de atención, pero al ver el problema redujeron ese monto a 60 mil bolivianos, con la condición de que lo retiren de la clínica», explicó Inca.

Otro caso más grave aún es el del señor Benjamín Sanabria, trabajador minero, quien ingresó por una dolencia en el riñón izquierdo, pero le extirparon el riñón derecho (el sano), le devuelven el riñón a la esposa y le dan de alta al paciente.

Ayer familiares de Félix Torres, denunciaron otro presunto caso de negligencia médica, luego que fue internado en una clínica por embolia, pero ahora está a punto de perder los dos miembros inferiores debido a una infección que aparentemente hayan sido provocadas en la clínica donde lo atienden.

Santos Torres (hermano), informó que el 29 de mayo Félix fue internado en otra clínica, por un problema de embolia lo operaron el mismo día y está en recuperación.

Durante 17 día estaba en terapia intensiva, pero según los familiares, en ese tiempo en ningún momento nos informaron de las heridas que tenía en los glúteos ulcera de presión.

«El 28 de junio por casualidad mi sobrina entró a la sala y vio la herida y le sacó una foto. De ahí que nos informamos que no era una herida pequeña, sino grande lo que los galenos llaman ulcera de presión. No nos informaron nada, qué pasa con esa herida. Ellos llaman ulcera de presión, pero nosotros no creemos que sea eso, esa herida ha avanzado llegó al hueso del coxis y hay gangrena», indicó.

Los familiares corroboraron el cobro de 160 mil bolivianos por los gastos médicos, pero que en los últimos días bajó ese monto a 60 mil con la condición de que fue familiares acepten su alta y abandone la clínica.

El Diario.

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Comentarios
Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas