Bolivia pasa los 20 mil casos, pero con datos retrasados

37

En las últimas semanas Bolivia aumentó de forma acelerada los casos de Covid-19 y a la fecha ya sobrepasa los 20.000 pacientes positivos. Sin embargo, expertos aseguraron que esa cifra no mide la verdadera dimensión de lo que ocurre en el país porque hay pruebas que están acumuladas, por lo que las decisiones del Gobierno para combatir la pandemia se basan en resultados “erróneos” que datan de hace siete días.

“Lastimosamente, las decisiones que se están tomando en el país se están realizando a base de datos de hace una semana (esto ocurre) porque los laboratorios de referencia tienen acumuladas las muestras y un retraso de una semana. (Entonces) significa que los resultados con los que se cuentan actualmente no son los reales”, dijo María René Castro, miembro del Equipo Multidisciplinario que aglutina a biólogos moleculares, bioquímicos, médicos y especialistas.

Indicó que esa información “no (es) certera y no (muestra) la realidad de lo que verdaderamente está ocurriendo en el país”. Castro aseguró que esto significa que “quizá las tareas que se realizan actualmente no son las adecuadas y están perjudicando al país”.

Con una mirada similar, uno de los profesionales que trabaja en el Comando de Incidentes de La Paz y que prefirió no dar su nombre, explicó que en el Inlasa (Instituto Nacional de Salud) se acumularon las muestras y que tienen al menos 400 en almacén. “Eso significa que se guardan los resultados de las pruebas que llegaron hasta hace cinco días”, sostuvo.

Por esa razón -según el profesional- las cifras de enfermos con Covid-19 en La Paz no son las reales. “No hay que olvidar que por cada infectado existen al menos cinco positivos”, explicó. “Por eso es que las camas de terapia intensiva están colapsadas, ya que no se están tomando las decisiones que deberían adoptarse en el momento preciso. Estas medidas deberían ser más agresivas”, agregó.

El especialista explicó que esto sucede porque los laboratorios que procesan las muestras no dan abasto. “Cada día llegan más pruebas al laboratorio de casos sospechosos y lastimosamente ni las máquinas ni el personal logran avanzar más de lo previsto”, insistió.

Según el comunicado 0004 -que emitió ayer- el Inlasa informó a los hospitales, clínicas y otras instituciones y público en general que “los resultados de análisis de Covid-19 serán entregados al Ministerio de Salud y al Servicio Departamental de Salud en un lapso de 72 a 96 horas (tres a cuatro días) debido a la alta cantidad de pruebas que (reciben) al día y con el fin de garantizar un trabajo certero y de calidad”.

En Santa Cruz pasa algo similar. La jefa de Laboratorio del Cenetrop Yelin Roca indicó que cada día se acumulan más las pruebas y pese a que los funcionarios trabajan sin descanso para terminar lo más que se pueda los diagnósticos, no logran acabar de procesar todas las muestras. Indicó que por esa razón se acumularon cerca de 2.500 pruebas que equivalen a una semana.

En Beni, el panorama el similar. El director del Servicio Departamental de Salud Jorge Gómez explicó que pese a que en el laboratorio no hay un día de descanso, las pruebas se acumularon y por eso los datos que se obtienen no son actualizados. “Se tiene un retraso de unos cinco días”, indicó la autoridad.

Esta situación “llevó a que colapsen los hospitales y la gente muera en la calle, en sus casas y en las puertas de los hospitales”, agregó el experto.

El biólogo molecular y asesor científico Pablo Iturri indicó que por eso urge que en Bolivia se realice “el diagnostico masivo para contar con datos reales y categorizarlos”.

El especialista recordó que en el país se cuenta con 33 equipos de GenXpert, los cuales podrían realizar este diagnóstico. “Con (estos equipos) se puede tomar decisiones eficaces, como la toma de muestra a los que en la actualidad luchan en primera línea, médicos, militares y policías, quienes luego pueden ser aislados o pueden ser atendidos de forma precoz para evitar que ingresen a una etapa crítica”, sostuvo.

Según el experto, con esa medida se evitaría la dispersión de la enfermedad. “En muchos países donde existía la proliferación de los casos se ha controlado el virus con este método. No hay que olvidar que si el diagnostico no avanza hay complicaciones”, indicó.

Pero -de acuerdo con el profesional- luego se tendría que tomar la muestra al sector productivo para que una vez que se tenga los datos reales y de esa manera se pueda activar la economía. “Además se identificaría a los que ya pasaron la enfermedad con algún distintivo para que ellos puedan incluso salvar vidas”, concluyó.

La situación de las pruebas en las regiones de Bolivia

Situación Pasaron casi dos meses desde que el Gobierno informó que en el país se procesaban 117 pruebas de Covid-19 por día. Este número a la fecha se incrementó hoy por hoy a 1.400 análisis de muestras de coronavirus por día. Este número para los expertos no muestra la magnitud de los casos positivos en Bolivia.
Plan Ante esta situación, autoridades locales de al menos seis departamentos solicitaron más reactivos para identificar a más infectados y así tratar de contener la patología.
Preocupación Según las autoridades de Oruro, Potosí, Tarija, Cochabamba, Pando, Beni, Santa Cruz, La Paz y Chuquisaca ya se realizan pruebas para Covid-19 en laboratorios que fueron entregados por el Gobierno y los que fueron adquiridos por las gobernaciones de alguna u otra forma ya cuentan con sus propios espacios para analizar las muestras. Pese a contar con equipamiento e infraestructura, los funcionarios aseguraron que no son suficientes porque el número de muestras es cada vez más grande y requieren más reactivos.
Expertos La cantidad de pruebas de Covid-19 que se realizan por día en el país es insuficiente.

Pagina Siete

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More