BCB anticipa contracción, pero resalta incremento en la liquidez

18

El Banco Central de Bolivia (BCB) anticipó ayer una contracción en la economía del país, fruto del desfavorable contexto internacional, agravado por la pandemia mundial de la Covid-19. Sin embargo, el ente emisor resaltó el incremento de la liquidez del sistema financiero, que a mayo de 2020 llegó a los 12.843 millones de bolivianos, explicó el presidente del ente emisor Guillermo Aponte, en la presentación del Informe de Política Monetaria (IPM), realizada ayer.

“Luego de 90 días entre cuarentena rígida, dinámica y flexible se espera una contracción del Producto Interno Bruto (PIB), como ocurrirá en la mayoría de los países del mundo. El Programa Financiero 2020 había previsto un crecimiento de 3,5%; sin embargo, producto de los efectos señalados, la actividad económica se contraerá”, señaló Aponte.

El presidente del BCB evitó dar la cifra exacta de este decrecimiento. Señaló que ésta y las revisiones de otras variables económicas serán presentadas próximamente.

Cabe recordar que, en sus últimas revisiones, organismos internacionales como el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Mundial (BM) y la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) pronosticaron la contracción de la economía boliviana en hasta -5,9%.

“Organismos internacionales revisaron sus proyecciones de crecimiento para este año a contracciones. El BM, que había previsto un crecimiento del 3%, ahora prevé una tasa de -5,9% para Bolivia; el FMI, que preveía 4%, ahora prevé -2,9%; la CEPAL muestra resultados similares de 3% a -3%”, apuntó el presidente del BCB.

A pesar de las perspectivas negativas, Aponte resaltó que luego de cuatro años de déficits comerciales continuos a abril de 2020, el país registra un superávit comercial de 173 millones de dólares, aunque reconoció una caída de más del 60% en el comercio exterior.

Liquidez de la banca

Aponte señaló que, desde noviembre de 2019, el BCB adoptó importantes políticas para asegurar la estabilidad económica del país, las cuales permitieron al sistema financiero recuperarse del fuerte golpe a la liquidez que significaron los retiros de depósitos del público en los meses de octubre y noviembre de 2019, a causa de la crisis política.

“El BCB adoptó una serie de políticas durante el año 2019, pero cabe destacar dos en particular, las adoptadas en octubre de 2019 y las adoptadas en marzo de 2020. Los reportes con DPF permitieron que las Entidades de Intermediación Financiera accedan a liquidez en las ventanillas del BCB que permitiera hacer frente a los retiros de depósitos en octubre y noviembre”.

El presidente del BCB indicó que gracias a estas medidas, los niveles de liquidez del sistema financiero pasaron de 3.717 millones de bolivianos el 19 de noviembre de 2019 a 12.843 millones de bolivianos el pasado 11 de mayo.

“La liquidez alcanzó su punto más bajo el 19 de noviembre de 2019, con 3.717 millones de bolivianos; sin embargo, con las medidas de provisión de liquidez a corto plazo se recuperó, se cerró la gestión 2019 con 7.800 millones de bolivianos. Posteriormente con las nuevas medidas adoptadas, el saldo se incrementó hasta 12.843 millones de bolivianos el 11 de mayo, cifra que no se alcanzaba desde 2014”, acotó.

Inflación y reservas

Inflación El Banco Central de Bolivia (BCB) indicó que la inflación acumulada a mayo fue del 1,2% y se espera que hasta fin de año esta se mantenga por debajo del margen previsto de 3,4%.
Reservas De acuerdo con el BCB, el nivel de las Reservas Internacionales Netas (RIN) se estabilizó a finales de 2019 y actualmente alcanzan los 6.538 millones de dólares.

Pagina Siete

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More