Alcaldía evalúa la rescisión del contrato con la empresa Tersa

7

El Gobierno municipal de La Paz analiza si continuará o no con la empresa Tersa para el manejo del relleno sanitario transitorio de Sak’a Churu. Según los planes ediles, este espacio debería comenzar a funcionar en 20 días.

“Hacemos evaluaciones y en estos días tomaremos la decisión respecto a quién podría hacerse cargo de la administración de este relleno transitorio y cuánto tiempo”, declaró ayer Revilla. Consultado sobre si la comuna optará por rescindir el contrato con Tersa, el burgomaestre añadió: “Estamos en ese análisis y en el curso de los siguientes días tomaremos alguna determinación. No hemos tomado hoy una decisión al respecto”.

La empresa Tersa, especializada en gestión de residuos sólidos, firmó un contrato con la comuna para hacerse cargo del manejo y operación del Relleno Sanitario de Alpacoma por 20 años (el acuerdo concluye en 2025). Pero, en enero pasado, una de las celdas donde se depositaba la basura se deslizó. Este hecho derivó en multas a la empresa que suman los dos millones de bolivianos y en el cierre de esta infraestructura. Luego de un acuerdo con Achocalla, este espacio debería dejar de funcionar hoy.

La Alcaldía pidió a la Gobernación la ampliación del plazo para el funcionamiento del relleno de Alpacoma por 20 días. En ese lapso se espera obtener un permiso temporal para que Sak’a Churu inicie sus operaciones y luego acceder a una licencia ambiental, como establece la norma.

El subalcalde de Achocalla del Distrito 6, Enrique Mancilla, dijo que el pedido de una nueva ampliación fue “una sorpresa”. Adelantó que dirigentes del Distrito 6 –donde se encuentra Alpacoma– se reunirán en el transcurso de las siguientes horas.

“No debemos dejar de lado que la Gobernación ya aprobó el plan de cierre (previsto hasta hoy). Eso se debe cumplir, no obstante, hay normas que amparan una nueva ampliación y la Gobernación debe verificar este aspecto técnico y legal”, afirmó. Mancilla añadió que esperarán el informe del ente departamental. “En caso de que no hayan situaciones a detalle, nosotros como municipio nos vamos a oponer”, advirtió.

Planta de tratamiento

Hasta septiembre de este año, el Gobierno municipal, en coordinación con el Ministerio de Medio Ambiente y Agua, concluirá un estudio del tipo de basura que genera La Paz. El informe permitirá definir las características de la nueva planta de tratamiento de residuos sólidos.

“Hay que hacer una licitación y lo haremos con las autoridades respectivas cuando tengamos los estudios de la calidad de la basura y el tipo de planta que debemos instalar en el municipio y el área metropolitana”, afirmó.

Revilla solicitó al Gobierno nacional y a la Fiscalía que investiguen el contrato firmado entre el alcalde de Achocalla, Dámaso Ninaja, y la empresa IGBlue, para la construcción de una planta de residuos sólidos en el municipio vecino. Este documento se acordó ocho meses antes del deslizamiento del relleno sanitario en Alpacoma.

“Hemos hecho requerimientos al Ministerio Público y al fiscal para que requieran los documentos originales de los archivos del municipio de Achocalla sobre este caso”, dijo el alcalde de La Paz.

Hoy vence el plazo de Alpacoma

El alcalde Luis Revilla advirtió que si Achocalla se opone al funcionamiento de Sak’a Churu, se trataría de un nuevo “boicot”.

“El viernes llegamos a un acuerdo con las organizaciones y la comunidad del distrito de Alpacoma. No habrá mayor inconveniente salvo que el alcalde de Achocalla (Dámaso Ninaja) pretenda boicotear –ya sabemos con qué intereses oscuros– el relleno transitorio y eventualmente la planta de tratamiento. Pero la comunidad del Distrito (6) fue debidamente informada y fue parte de los acuerdos”, declaró.

Para ello, el Gobierno municipal de La Paz adquirió las 18 hectáreas del predio con un costo de 5,3 millones de bolivianos y se encuentra próximo al relleno sanitario de Alpacoma. Según la Alcaldía, este lugar cumple con todos los requerimientos técnicos, como encontrarse lejos de áreas urbanas y de fuentes de agua. “No hay otro lugar. La Gobernación está consciente y todos estamos conscientes de que no hay otro lugar. Además, no se puede dejar la basura en la calle”, añadió.

Pagina Siete.