FmBolivia
Uniendo a más bolivianos en todo el planeta.

Proponen cinco medidas para fortalecer las Reservas y mantener estabilidad económica

Liberar las exportaciones de los productos no tradicionales, eliminar el Impuesto a las Transacciones Financieras, reducir el encaje legal, batallar contra el contrabando y el consumo ilegal de carburantes, son variables para reconstruir la economía, de lo contrario, la crisis se profundizará, según el presidente del Colegio de Economistas de Tarija, Fernando Romero.

El subsidio a los hidrocarburos, una de las causas de la caída de las Reservas Internacionales, y la importación a precios internacionales, puede ser un detonante para profundizar la crisis económica que se viene desde hace muchos años atrás, cuando empezó la desaceleración del crecimiento.

Mientras tanto, Romero coincide con otros economistas, como Arturo Saravia, Gonzalo Chávez, por separado, sobre qué las medidas no son significativas para cubrir la caída de las Reservas.

Como ejemplo, mencionó la información divulgada por el Banco Central de Bolivia (BCB), sobre la compra de divisas de 4,4 millones de dólares, que fue calificado como insuficiente, y para llegar a la meta de 1.000 millones, pero alerta de que las divisas no son suficientes para importar, pues la cifra de compras en 2022 pasó los 13.000 millones.

«Pero nos enfoquemos en nuestro «talón de Aquiles», la importación de carburantes, que, para empezar, el año pasado representó el 34%, es decir, de cada 100 dólares, 34 dólares fueron diésel y gasolina; esto sin tomar en cuenta que la subvención de carburantes el 2022 fue alrededor de los 1.200 millones, lo cual incremento más aun nuestro gasto público», explicó.

Además señaló que respecto al 2021, la importación de carburantes creció en un 94%, sobre todo por un mayor precio de compra derivado del conflicto bélico europeo, de 2.250 millones a 4.365 millones, con lubricantes, cuyo incremento no es destacado en los informes gubernamentales.

El miércoles, en el seminario de la Fundación Milenio titulado Capital Constructivo y Desarrollo Sustentable e Inclusivo, Henry Oporto, director de la entidad,mencionó el mal momento por el que pasa el sector de hidrocarburos, con la caída de la producción de gas y el aumento de la importación de combustibles.
De continuar en esa situación, consultoras internacionales estiman que Bolivia dejará de ser exportador de gas en 2030, y la subvención aplicada, que redujo las reservas internacionales del BCB.

El experto en temas hidrocarburíferos, Mauricio Medinaceli, ya planteó la reducción de la subvención y mencionó varias fórmulas para hacerlo, así como mencionó ejemplos de cómo encararon otros países similar situación.

Entre tanto, el director del Centro de Estudios Económicos de la Cámara de Industrias y Comercio de Santa Cruz (Cainco), Pablo Mendieta, dijo que el desarrollo de nuevos pozos, así como del litio tomará su tiempo, entre cuatro a siete años.

Planteamiento
Romero plantea liberar las exportaciones de productos no tradicionales, que sería ideal; eliminar el bendito ITF, tasas pasivas para los depósitos en dólares más elevadas; reducción del encaje legal para esta divisa en el sistema financiero nacional; una batalla eficaz y sin tregua contra el contrabando y el consumo ilegal de los carburantes, entre otras.

«Sin duda, actualmente, nuestras importaciones más las subvenciones de carburantes, son una bomba molotov para nuestra economía, que, si no apagamos la mecha, podría quemar todo», alerta.

Reconoce que no se puede tocar la subvención ni el tipo de cambio, aunque se habla que ya existe una devaluación camuflada por el precio de compra de dólares soyeros más caros, pero hay que ver soluciones y que no hagan tambalear a la economía.

Por su parte, en su momento el economista y docente de la Universidad Técnica de Oruro (UTO), Ernesto Bernal, y el economista Darío Monasterio, coincidieron, por separado, que el modelo económico del gobierno caducó, y es vital hacer reformas urgentes para evitar la caída de la economía.

Aunque el gobierno sigue vendiendo ilusiones, al indicar que todo está bien y que se reconstruye la economía, lo cierto es que las medidas adoptadas para la compra de divisas y el proyecto de ley para la compra de oro apunta a la venta y venta del metal en el mercado internacional.

Análisis
Una importación más cara de carburantes y un consumo «subvencionado» desmedido de los mismos, han dado lugar a que nuestras RIN hayan flaqueado de manera importante, generando mayor déficit fiscal e inestabilidad económica; debido a las medidas asumidas por el gobierno al trata de captar más divisas, si sumamos a esta ecuación, un tipo de cambio fijo favorable para importar, sin discriminar si es legal o no, la situación se complica, reflexionó.

También señala que la Cámara Boliviana Automotor estima que en el país circulan 450 mil autos indocumentados, es decir «chutos», que también consumen carburantes «subvencionados»; entonces, todo lo anterior explica claramente cómo se genera una presión importante a las RIN para financiar la importación de combustibles.

Pero también otros economistas, indicaron que el contrabando se beneficia de la subvención a los combustibles, pues el crecimiento en la importación no cuadra con el crecimiento del parque automotor.
Para la presente gestión, el gobierno presupuesto más de 1.000 millones de dólares para la compra de combustibles.

Fuente: El Diario

Comentarios
Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más