Vendedores de ropa usada buscan reorganizar sector

12

Con el principal objetivo de reorganizar la dirigencia de los vendedores de ropa usada en El Alto, iniciaron el congreso orgánico, que dará la posibilidad de contar con un solo directorio, donde anteriormente fue dividido por el Movimiento al Socialismo (MAS), denunció Tomás Quispe, dirigente del sector.

La preocupación desde hace tiempo atrás fue la intromisión del MAS en esta organización, muchos temas orgánicos como de las mismas bases, donde lograron dividir a la organización con fines políticos y personales de militantes de dicho partido, según la denuncia de las mismas bases y sus dirigentes.

“Lamentablemente nuestro sector ha sido fracturado y dividido por el MAS, por eso es que hemos decidido reorganizarnos, a través de un congreso ordinario y orgánico, con la finalidad de fortalecer nuestra federación, porque todo este daño que nos ha hecho este partido político, nos ha perjudicado en muchas de nuestras reivindicaciones como organización”, manifestó el dirigente Quispe.

Otro de los temas al que se refirió el dirigente que fue mal planificado e impuesto por el Gobierno de ese entonces es la reconversión a la que fueron impuestos, los comerciantes de la ropa usada, donde a pesar de haber sido favorecidos algunos grupos de este sector de la población, con prioridad comerciantes pertenecientes al MAS, solo fue campaña política.

El dirigente recordó que en ese entonces, el monto que ofreció el Gobierno fue de Bs 80 millones que no llegó a cubrir a más de 30.000 comerciantes del sector que según el organizador del congreso no llegaría a alcanzar ni a Bs 20, señaló.

“Todo este tema fue un saludo a la bandera, porque inclusive nos ofrecieron la reconversión comercial, pero tampoco ha funcionado, por eso nosotros somos comerciantes de ropa usada, vendemos estos productos y es por eso que nuestras bases están dispuestas a defender nuestras fuentes de trabajo”, sostuvo el dirigente.

Otro de los temas a analizar en dicho congreso, será exigir al Gobierno que la ropa usada sea de importación legal, debido a que este sector del comercio de la ropa usada, sufre mucho el abuso en el decomiso en las aduanas, por donde tienen que pasar.

De la misma forma, sufren al margen de la importación ilegal la quema constante de los carros que importan estos productos, donde al ser decomisados las aduanillas junto a los uniformados proceden a quemar sus productos.

A partir de hoy, aproximadamente 30.000 comerciantes de ropa usada elegirán a su nuevo directorio, que dará lugar a que durante la próxima gestión hasta el 2022, podrá manejar los destinos de esta organización.

El Diario.