iete ríos afectan a varios municipios

La crecida de al menos siete ríos considerados los más grandes que atraviesan la capital, están provocando una serie de problemas a la ciudadanía que vive, sobre todo, en la zona Sur. La mayoría de ellos desembocan en Río Abajo.

Según datos de la Secretaría Municipal de Gestión Integral de Riesgos (SMGIR), los ríos Choqueyapu, Orkojahuira, Irpavi, Achumani, Jilusaya, Huayñajahuira y La Paz son los más temibles por sus características de alta montaña, con pendientes pronunciadas sus aguas, en temporadas de lluvia, descienden a una velocidad intensa y con turbulencia, que generan ondas pulsantes de hasta siete metros.

La presencia de grandes ríos y otros subterráneos en la ciudad obligó a las autoridades ediles a priorizar los proyectos de prevención que buscan prever, reducir y controlar los factores de riesgo de desastres.

Desde 2010 hasta 2017, la Alcaldía invirtió Bs 376.003.048 en la prevención de emergencias, que incluye la canalización, embovedado y reparaciones de ríos. En el mismo período en prevención y emergencias se invirtió Bs 867.710.486, de acuerdo con los datos de la Secretaría de Planificación.

Entre tanto, desde 2002 a 2017 en prevención de riesgos y emergencias, el Gobierno Municipal invirtió Bs 1.695.189.709.

La Alcaldía canalizó y embovedó el río Koripujio de la avenida Los Leones con una inversión de más de Bs 500.000; embovedó el río Jancokollo en Cotahuma, que, además, permitió la construcción de la avenida Landaeta con una inversión Bs 11 millones.

Otras de las grandes obras es el embovedado del río Apumalla, que beneficiaron a cinco zonas de Max Paredes y costó Bs 48 millones, y de los ríos Wilajahuira y Lakacollo, con una inversión de más de Bs 4 millones. Entre las obras de reparación se realizó la de la bóveda del río Choqueyapu con un costo de Bs 10 millones.

La necesidad de continuar con la ejecución de estas obras de prevención se evidencia con los hechos ocurridos en los últimos días. Debido a las fuertes lluvias desde el anterior lunes crecieron los ríos Huayñajahuira y Aruntaya (Macrodistrito Sur) con ondas pulsantes, lo que generó daños en barandas y el cierre de puentes.

El Diario.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más