Controlarán dimensión de billetitos de Alasita

32

Los billetes de Alasita deben ser en 50 % más grandes o más pequeños que uno real, ya sea en moneda nacional o extranjera. Esta característica será controlada por personal de la Intendencia en la preferia y en la feria de Alasita.

“Por disposición del Banco Central (de Bolivia) se prohíbe la comercialización de estos billetes, en moneda nacional o extranjera que tuvieran la misma dimensión. (…) Estos billetes tienen que tener también la impresión de que no son objetos de crédito, ni valor económico”, informó la intendenta municipal, Velma Vargas.

La preferia comenzó este jueves y concluirá el 23 de este enero. Mientras que la feria de Alasita, como ocurre todos los años, será inaugurada al mediodía del 24 y se extenderá hasta el 16 de febrero.

Vargas afirmó que para este control se desplegará a los 64 funcionarios de esta repartición municipal en grupos de cuatro personas. Los mismos realizaran recorridos en toda la feria, desde el inicio hasta la finalización, además se instalará un puesto fijo de control para recibir las denuncias de la ciudadanía.

Las personas que incumplan con las disposiciones serán sancionadas, con el decomiso de los billetes. “Pondremos a conocimiento del Banco Central y de la Policía Boliviana. No nos olvidemos que el comercializar moneda con las mismas dimensiones podría entenderse como un delito de falsificación”, enfatizó.

Dijo que también se controlará la inocuidad en la venta de comida en los diferentes puestos que se instalarán desde el 24.

Con la apertura de la pre feria de mayoristas en la avenida Simón Bolívar inaugurada ayer, comenzó la agenda de la Alasita 2020. Este año se realizarán 27 actividades dirigidas a fortalecer la declaratoria de Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

El secretario municipal de Culturas, Andrés Zaratti, dijo que festividad religiosa de este año buscar cumplir tres objetivos: el primero es recordar el origen ancestral de esta tradición, tomando como figura central al Ekeko. El segundo está ligado a difundir la Alasita y a coordinar actividades con otros países, como Buenos Aires, Sao Paulo y Madrid.

El tercer objetivo es mejorar las condiciones en el campo ferial y la seguridad para feriantes y visitantes; fortalecer la feria para mejorar la oferta y los servicios que ofrecen los propios feriantes y generar en la población la compra de las artesanías.

El Diario.