Exigen a Cancillería atender desvíos de Caquena y Mauri

Organizaciones sociales que acudieron a presenciar la rendición de cuentas de la Cancillería de Bolivia reclamaron a las autoridades de esta cartera de Estado qué están haciendo sobre los desvíos de los ríos Caquena en la frontera con Chile y Mauri que está en límite con el Perú.

“Soy de la provincia Pacajes y justamente como han mencionado el tema, la defensa de los recursos hídricos, quisiera preguntarle a los encargados de la Cancillería (…) qué están haciendo para que no se lo lleven el otro 50 % de agua que ingresa a nuestra provincia el río Mauri. Estamos muy preocupados porque dependemos de este recurso”, alegó uno de los asistentes al informe de la Cancillería.

El director de Recursos Hídricos, dependiente de la Cancillería, José Colodro, dijo que en la última reunión entre Perú y Bolivia, en el departamento de Pando, acordaron que una vez concluido el “modelo matemático” de medición del uso del agua del río Mauri, se reunirán para tratar el tema.

“En el río Mauri tenemos una comisión binacional que acaba de concluir modelo matemático el cual va determinar cuánto de agua puede utilizar cada país con respecto a la ganadería, el uso personal de los pobladores y la temporalidad; sobre la construcción de la trasvase, no están utilizando las aguas de forma unilateral”, aseguró Colodro.

Son muchos años en que no se encuentra una solución concreta sobre el desvío de las aguas del río Mauri hacia Tacna, que hizo Perú entre los años 80 y 90, porque este es desviado por un túnel artificial de conducción de las aguas del río, que en su momento denunció el gobernador César Cocarico

El río Mauri es un caudal andino afluente del Desaguadero que nace en la laguna de Vilacota, a 4.500 metros sobre el nivel del mar en territorio peruano, y su cuenca se distribuye entre Bolivia, Chile y Perú; tiene 202 kilómetros, de los que 124 recorren por Bolivia; confluye con el río Desaguadero en la localidad de Calacoto, en la provincia Pacajes del departamento de La Paz.

También el río Caquena, según el historiador Andrés Guzmán, fue desviado en los años 60 tal como pasó con los manantiales del Silala o el río Lauca, pero superando el paso de litros por segundo (lt/seg) de ambos.

El Caquena llega al Valle Lluta de Chile con 3.670 lt/seg; el Lauca va hasta el Valle de Azapa con 2.460 lt/seg; y el Silala se desvía hacia Chuquicamata con 330 lt/seg, de acuerdo con un informe de la Dirección General de Aguas de Chile, publicado en la red Erbol en aquella oportunidad.

El historiador Guzmán exhortó a las autoridades nacionales a tomar en cuenta y priorizar la revisión del desvío del río Caquena por ser un punto fronterizo entre Bolivia y Chile, dentro de los procesos de reclamo internacional que el Estado anuncia emprender contra el vecino país.

Y ayer fueron los dirigentes de las organizaciones sociales, afines al Movimiento al Socialismo (MAS) que reiteraron la denuncia y pregunta a la Cancillería de qué están haciendo sobre el desvío de los ríos Mauri que colinda con el río Desaguadero y Caquena, afluentes que están provocando la sequía y contaminación de los pastos en las provincias Ingavi y Pacajes.

Los relatos de la contaminación que está generando el río Desaguadero en la provincia Ingavi es muy preocupante, aseveró la ejecutiva de la provincia Ingavi “nuestro ganado toma agua de los pantanos y los mancha con el agua negro, hemos visto a través de un dron”, apuntó.

Ante estos reclamos la Cancillería no fue específica ni concreta en la respuesta, sus autoridades expusieron aspectos y situaciones que se están haciendo pero desde las instancias de la presidencia, pero los dirigentes de las organizaciones sociales, esperaban respuestas concretas a su problemática cotidiana, que es la falta de agua en las provincias.

Otro de los aspectos que llamó la atención, en la rendición de cuentas del Ministerio de Relaciones Exteriores o más conocida como Cancillería, fue que no hizo la entrega de ningún tipo de información resumida, que transparente el uso de los recursos financieros y económicos asignados a esa instancia, siendo que tiene el programa de las diplomacia de los pueblos.

El canciller Diego Pary informó que este Ministerio recibió 407 millones de bolivianos, que de los mismos ejecutaron un 89 %, porque esta cartera del Estado tiene más gastos concurrentes por tener representación diplomática en el exterior.

El Diario

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más