Anuncian elaboración de plan para restauración de la Chiquitania

1

Con el objetivo de recibir contribuciones técnicas y financieras, la Gobernación de Santa Cruz, el Ministerio de Medio Ambiente y Agua, el Ministerio de Planificación del Desarrollo y la Asociación de Municipios de Santa Cruz (Amdecruz) participaron del taller para la “Construcción del Plan la Restauración de las Áreas Afectadas por los incendios en el departamento de Santa Cruz”, el cual será presentado el primer trimestre del 2020.

En la oportunidad, el gobernador cruceño Rubén Costas resaltó la unión que hay de todos los sectores para elaborar un plan que beneficie a la Chiquitanía; asimismo, manifestó que es alentador ver cómo los jóvenes se han movilizado por la crisis climática y han exigido a los tres niveles del Estado tomar medidas “ambiciosas” para hacer frente a esta problemática.

La autoridad departamental también afirmó que la comunidad internacional apoyará este trabajo sin mirar el pasado, porque fueron miles de hectáreas las que fueron afectadas y, por eso, este plan será elaborado por los 3 niveles de Estado y la sociedad civil.

“Estamos iniciando la elaboración de manera integral, porque se crearán los mecanismos y la puesta en marcha para hacerlos realidad en base a pilares fundamentales que son: Social, patrimonio natural y ecosistemas, producción y patrimonio cultural y turismo”, indicó la máxima autoridad del departamento, al decir que estos deben estar articulados de manera ordenada para restaurar el bosque Chiquitano, Cerrado, Pantanal y Chaco.

Indicó que desde julio se inició la lucha contra los incendios, “más de 8 años con avances significativos con enormes desafíos, capacitaciones en municipios, entrega de equipamiento, alerta mediante Sistema de Alerta Temprana, fueron 26 mil bomberos voluntarios que fueron capacitados a través de la Gobernación”, señaló Costas.

Cinthia Asín, secretaria de Desarrollo Sostenible y Medio Ambiente de la Gobernación, indicó que durante los últimos 18 años, se han venido generando desastres por los incendios durante la época seca, este año se lo considero como el más extremo, de amplia extensión y de gran magnitud durante los meses de julio a octubre, afectando 4.200.559 hectáreas, generando impactos negativos en los ecosistemas y en los medios de vida de las poblaciones aledañas, sostuvo.

La elaboración del plan integral de restauración estará en base a contextos regionales en escalas de del paisaje, municipios y local, para determinar el daño y las medidas necesarias a implementarse, ordenadas en atención inmediata a corto, media y largo plazo, así como precisar las alternativas técnicas para su diseño e implementación.

El Diario.