Demora en entrega de obras genera pérdidas en negocios

22

Los vecinos y propietarios de negocios que circundan los viaductos de la plaza Tejada Sorzano y plaza San Martín de la zona de Miraflores manifestaron su preocupación por la demoras en las obras de ambos proyectos. Indicaron que en el sector existe inseguridad y pérdidas económicas irremediables a los diferentes negocios que se encuentran en el sector.

La vecina del sector, Janeth Ozuna, indicó que los vecinos temen que haya un retraso en la entrega de las obras que se ejecutan, ya que habría pocos obreros para una construcción de la dimensión ambos viaductos.

Asimismo, los vecinos pidieron que la Alcaldía cumpla con el avance de la obra, cuya entrega estaba programada en 18 meses. Resaltaron la necesidad de terminar el proyecto para reestablecer la seguridad en el sector, ya que desde que se cerraron las calles y avenidas adyacentes al estadio Hernando Siles, la inseguridad aumentó en el lugar.

Conversando con los dueños de los negocios aledaños a la construcción, se pudo corroborar que sus ganancias bajaron a límites extremos, varias tiendas llegaron a cerrarse o se trasladaron de la zona.

Conversamos con Fernando Arteaga, propietario de una tienda cercana al estadio, se pudo conocer que existe poco avance en la construcción. Recordó que la inseguridad del sector, fue la causal para que se haya dado la muerte, hace unas semanas, de un joven, quien habría sido víctima de un golpe en la cabeza, para lo cual previamente fue “pildoreado” en Las Velas, a manos de una pareja.

Por su parte, otro vendedor de servicios que solo quiso identificarse como Jorge, indicó que el margen de ganancia bajó de manera significativa y que fue víctima de robo en su establecimiento en dos ocasiones.

Los vecinos indicaron que los obreros que están en la construcción se retiran alrededor de las 5.00. “Se nota muy poco movimiento de maquinaria dentro de la construcción”, dijo.

Asimismo, indicaron que cuando llegan inspectores de la Alcaldía es cuando ven que los obreros empiezan a trabajar, es por esa razón que suponen que en un año habría muy poco avance en la obra.

Las personas que viven y tienen negocios en los alrededores de la construcción, indicaron que tienen la intención de realizar una fiscalización a la obra.

Incluso manejan la idea de presentar un amparo constitucional, para que la obra se detenga, para verificar el nivel de avance que existe. Asimismo, mencionaron que hace unas semanas enviaron una carta a la Alcaldía, para poder reunirse, a lo que no hubo ninguna respuesta.

EL DIARIO no pudo entrevistarse con el ingeniero de la Alcaldía a cargo de la construcción, Rodrigo Solíz, debido a su apretada agenda. Es así que el comunicador de autoridad indicó que recién la siguiente semana podría darnos declaraciones sobre este tema.

El Diario.