Estiman que bloqueos dejaron un perjuicio de Bs10 millones por daño a carreteras y gasto aéreo

33

El Viceministro de Transporte, junto a la Administradora Boliviana de Carreteras (ABC) y Vías Bolivia, estimaron que el daño económico causado por los bloqueos suma más de 10 millones de bolivianos, debido a las averías en caminos, cierres de peajes y el puente aéreo para llevar oxígeno.

El viceministro Julio Linares indicó que el daño al patrimonio estatal por los bloqueadores representa 3,1 millones de dólares y que los peajes de Vías Bolivia dejaron de percibir desde el 13 al 15 de agosto unos 6,5 millones de bolivianos. A eso se suma que el combustible para el puente aéreo de oxígeno representó un gasto de 522 mil bolivianos, haciendo un total 10,2 millones en perjuicios.

La presidenta de la ABC, Ruth Ramírez, indicó que en las carreteras se registraron daños como retiro de separadores centrales, acumulación de piedras y escombros, dalo a señalizaciones, entre otros, pero lo más grave fueron las explosiones en Sayari y el uso de barrenos en el cruce Tacopaya-Challa para provocar la caída de rocas sobre el camino.

Lamentó que, debido a dinero que se debe invertir para arreglar los destrozos, se verán afectados los recursos para un nuevo plan de conservación vial.

A su turno, el director ejecutivo de Vías Bolivia, Fernando Dávila, indicó que los destrozos en peajes sumaron 235 mil bolivianos. Entre los casos señaló que el peaje de Parotani sufrió daños en su infraestructura de casetas, dormitorios y equipos de computación, mientras que en la autopista La Paz-El Alto hubo rotura de vidrios y robado de muebles.

Respecto al daño económico, indicó que durante los bloqueos se cerraron 59 de los 133 peajes que se tienen a nivel nacional, impidiéndose el cobro de 6,5 millones de bolivianos. Lamentó lo sucedido puesto que ese dinero serviría para el mantenimiento de carreteras.

El viceministro Linares agregó que se iniciarían los procesos judiciales al respecto, no sólo a nivel penal, sino también en el plano civil, para que los responsables de los bloqueos resarzan el daño económico causado.

/Erbol/