CC y MAS cuestionan propuesta de Áñez de mover 2 meses los comicios

55

La propuesta de la presidenta transitoria Jeanine Áñez de suspender hasta noviembre las elecciones no cayó bien en otros partidos. El Movimiento Al Socialismo (MAS) y Comunidad Ciudadana (CC) señalaron que el Ejecutivo es “poco serio” y que se “hace la burla”, por lo que rechazaron el planteamiento gubernamental.

Ayer en un acto en Tarija, Áñez aseveró que suspender dos meses sería bueno para los bolivianos porque daría más tiempo para contener la pandemia.

“Yo creo que postergar (las elecciones) un mes o dos meses no le va a hacer daño a nadie, es más, todos los bolivianos vamos a ganar con ello. Nosotros estamos por la vida, por la protección de la salud de los bolivianos; sin embargo, vamos a acatar todo lo que establezca el Tribunal Electoral porque también nosotros queremos elecciones”, manifestó Áñez en la entrega de ítems e insumos médicos en Tarija.

La mandataria también rechazó que se le tilde de “prorroguista”. Dijo que “es tremendamente irresponsable e injusto. Porque salir de una crisis política por defender nuestra democracia y entrar a una crisis sanitaria como la que se está sufriendo en (el) mundo entero, no es nada fácil”.

Para el presidente del MAS, Gerardo García, el planteamiento de la Presidenta es “irresponsable” y una “burla para el pueblo”, que no aceptará más prórrogas.

Aseveró que las bases del MAS aceptaron a duras penas la prórroga hasta septiembre, pero que no admitirán una nueva suspensión y saldrían a protestar.

“Pero esto ya va a ser un poco difícil frenar a los compañeros de base. Los ciudadanos piden que sea el 6 de septiembre, va a ser complicado el tema de seguir ampliando las elecciones, van a ser incontrolable nuestras bases, no creo que acepten, nosotros podemos aceptar, pero nuestras nos van a rebasar”, dijo.

Dijo que el MAS aceptó junto a otros partidos la suspensión hasta septiembre, porque es un plazo coherente para contener la pandemia.

El al jefe departamental de campaña de CC, Saúl Lara, manifestó que la propuesta de Áñez causó “sorpresa” y es una muestra de la “poca seriedad” del Gobierno transitorio, porque “ellos también han consensuado esa propuesta con el TSE”.

“Juntos ha participado y ha aceptado (la propuesta del TSE), y ahora da marcha atrás. Es poco serio y lamentable y cae en el mismo vicio de la crítica que plantea, que (cualquier suspensión) debiera estar supeditado a un informe científico médico”, dijo.

Aseveró que el planteamiento del TSE toma prioriza la salud y la vida y se basó en informes científicos que señalan que a curva más alta de la pandemia será entre junio y julio.

“Entonces no es incompatible llevar adelante las elecciones. Es un falso debate esto de la vida o la elecciones, o decir es la salud o la política”, dijo.

Mencionó que si en agosto la situación se pone crítica se podrá tomar otras decisiones, pero que por lo pronto la población necesita una certidumbre sobre las elecciones.

Por otro lado, el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Choque, afirmó ayer que, si en el tiempo establecido por ley, la Presidenta no promulga la ley modificatoria de las elecciones generales, lo tendrá que hacer la Asamblea Legislativa.

Mañana se cumple el plazo de 10 días que por norma tiene la Presidenta para promulgar la ley emanada por el Legislativo. La primera mandataria, en principio, aseveró que cumpliría con su palabra y promulgaría la ley siempre y cuando el MAS acepte su responsabilidad con la salud. Pero luego la jefa de Estado envió una carta al Senado pidiendo un informe médico científico que avale que la fecha de las elecciones es compatible con la salud y no pone en riesgo la vida de los bolivianos.

ROMERO DICE QUE LA LEY DA CERTIDUMBRE AL PAÍS

El presidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE), Salvador Romero, afirmó ayer que la promulgación de la ley que fija las elecciones nacionales como máximo el 6 de septiembre es una necesidad para el país porque le daría certidumbre a la población sobre la fecha electoral.

“La promulgación de esta ley es muy importante para dar certeza a la ciudadanía y al país sobre la celebración de un proceso electoral que es indispensable para la democracia en Bolivia”, dijo la autoridad electoral en entrevista con Red Uno.

La norma es producto de un pacto político entre partidos, candidatos y la instancia electoral, y fue aprobada y sancionada por Diputados y el Senado hace más de una semana, teniendo al 18 de junio como plazo legal para que la presidenta Jeanine Áñez la valide.

La ley que fija las elecciones generales para el 6 de septiembre fue aprobada tras un acuerdo entre el Movimiento Al Socialismo (MAS) de Evo Morales, que controla por amplia mayoría ambas las cámaras de la Asamblea Legislativa, el TSE, el candidato centrista Carlos Mesa y otras fuerzas políticas.

La Presidenta recibió la semana pasada la ley aprobada por las cámaras de Senadores y Diputados, pero hasta ahora no la ha promulgado.

Áñez envió el viernes a la presidenta del Senado, Eva Copa, una carta pidiéndole “asumir la responsabilidad” de haber decidido que las elecciones se realicen el 6 de septiembre.

Los Tiempos

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More