FmBolivia
Radio FmBolivia

Chile y el arbitrario desvío del Lauca, un asunto que está pendiente de solución

4

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

La defensa chilena en La Haya sobre las aguas del Silala, también hizo referencia al conflicto del río Lauca que derivó en la ruptura de relaciones entre ambos países y que se mantiene como un asunto pendiente de solución.

Cuando Chile tuvo el turno de la segunda ronda de alegatos orales, la agente Ximena Fuentes refirió que «no es la primera vez que Chile y Bolivia han tenido opiniones contradictorias sobre utilización de aguas internacionales».

Después relató que «existe otra larga disputa sobre el río Lauca donde Chile es el Estado aguas arribas y Bolivia es el Estado aguas abajo, el Lauca es otro curso de agua compartido sobre el que tanto Chile como Bolivia tienen derecho a un uso equitativo y razonable; sin embargo, en 1962 Bolivia alegó que Chile estaba impedido de usar las aguas del Lauca sin contar con la autorización previa de Bolivia».

«Después de que Chile siguió adelante con sus planes de utilizar parte de las aguas del río Lauca en abril de 1962 Bolivia rompió relaciones diplomáticas de Chile y solicitó que se convocara a una reunión del Consejo de la OEA acusando a Chile de un acto de agresión contra su integridad territorial que en su opinión amenazaba el mantenimiento de la paz en el continente americano y desencaminaba la aplicación del artículo 6 del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca», reforzó Fuentes.

Según la versión chilena, desde entonces, «las relaciones diplomáticas entre Chile y Bolivia no se han restablecido desde entonces salvo durante un breve periodo entre 1975 y 1978».

Fuentes hizo mención a un viejo conflicto aún no resuelto para justificar que en el caso del Silala es «más preferible» una resolución de la Corte a través de una solución pacífica.

El pasado miércoles, cuando le tocó el turno a Bolivia, el agente boliviano Roberto Calzadilla respondió a las alusiones de Fuentes y refirió que Chile desvió las aguas del río Lauca sin el conocimiento de Bolivia.

«El Lauca fue desviado por Chile de su curso natural a través de canales artificiales en 1962 sin tener en cuenta los derechos e intereses de mi país ni cumplir con ninguna obligación del derecho internacional. Fue precisamente la violación de los derechos de Bolivia por parte de Chile, lo que llevó a la ruptura de las relaciones diplomáticas entre ambos países», refrescó en alusión a los desvíos artificiales que hizo el vecino país para irrigar el valle de Azapa con grave afectación para la región altiplánica del departamento de Oruro.

El abogado francés que litiga para Bolivia, Mathias Forteau, también dedicó una parte de su argumento para indicar que «sorprendió escuchar a la agente de Chile dedicar varios minutos de su presentación al caso del río Lauca y a otros recursos compartidos entre los dos países» y encaminó que «el presente diferendo se refiere únicamente a las aguas del Silala».

El excanciller chileno, Heraldo Muñoz, también hizo referencia a la vieja disputa y equiparó con la situación de las aguas del Silala. Según dijo, Chile cumple con el derecho internacional al no impedir o poner trabas al curso de las aguas del Lauca como pretendería Bolivia con el Silala.

El conflicto por el río Lauca data de 1939 y tuvo el pico más alto en 1962 cuando Chile desvió su curso para su uso en el vecino país sin la aquiescencia de Bolivia como demanda el derecho internacional sobre cursos de agua internacional y dejó que una pequeña porción del recurso hídrico ingrese a Bolivia, lo que afectó seriamente a poblaciones como los uruchipayas que dependían de ese río para su subsistencia. (Con datos de Brújula Digital)

Fuente: El Diario.

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Comentarios
Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas