Negocios cerrados y calles vacías caracterizaron la jornada de ayer

37

El Gobierno nacional aprobó, en menos de una semana, alrededor de 20 acciones concretas para prevenir y contener la propagación del coronavirus en el país, a consecuencia de ello varios empresas de servicios tuvieron que cerrar sus puertas

Una calma tensa se vivió ayer cuando la mayoría de las calles amanecieron vacías y los centros de abasto no tuvieron la demanda acostumbrada. Luego de las disposiciones preventivas del Gobierno muchas empresas de servicios se vieron obligadas a cerrar sus puertas, para evitar que el coronavirus se propague. Hay muchísima preocupación y los comerciantes manifestaron su temor por las pérdidas.

Ayer, varios negocios en la ciudad de La Paz tuvieron que cerrar sus puertas en plena crisis del coronavirus. Hubo asombro entre el vecindario de los centros comerciales más conocidos como las calles Garcilaso de la Vega, Héroes del Acre, Rodríguez, Max paredes, Graneros, las avenidas Montes, Mariscal Santa Cruz, entre otros, donde varias tiendas permanecieron sin la demanda acostumbrada, fue la muestra de esta penosa situación.

Muchos comerciantes y empresarios no tuvieron más remedio que acatar las disposiciones emanadas por la presidenta Janine Añez, quien dispuso en la víspera varias medidas de precaución a nivel nacional.

Los departamentos de Oruro, Cochabamba y Tarija anunciaron medidas drásticas para evitar la propagación del coronavirus en sus regiones, que se suman a las ya dictadas por el Gobierno nacional.

Desde este lunes, varias ciudades del país se vieron en la obligación de acatar la cuarentena por 14 días. La medida tiene que ver con restricción en la movilidad de las personas y las aglomeraciones de gente, algo que es considerado como de alto riesgo de contagio.

El Gobierno también determinó la suspensión de las labores educativas, en todos los niveles y modalidades, hasta el próximo 31 de marzo, se determinó la suspensión de vuelos desde y hacia Europa desde el 14 de marzo; prohibición del ingreso de pasajeros procedentes de China, Corea, Italia y España y, desde el miércoles 18 de marzo, tampoco se permitirá la entrada de viajeros que vengan del continente europeo, de los países del espacio Schengen, Reino Unido, Irlanda e Irán. La medida no incluye a ciudadanos bolivianos, quienes deberán cumplir los protocolos que indica la Organización Mundial de la Salud (OMS) al volver al país.

También se intensificaron los controles en frontera, donde existen equipos especializados que miden la temperatura de las personas que ingresan a Bolivia, se activaron todos los protocolos de seguridad sanitaria en los aeropuertos en el país.

A ello se sumó la declaratoria de horario continuo a partir de este lunes, en los centros laborales públicos y privados, así como la prohibición de todo tipo de fiestas y actividades: discotecas, bares, cines, gimnasios, eventos deportivos masivos, parques de diversión, actividades nocturnas en centros de eventos, etc., que superen la concentración de 100 personas. El Gobierno bajó el número de personas concentradas que antes era de 1.000, dictado en otro paquete de medidas sanitarias.

Según advierten varios de los afectados, las medidas son contraproducentes para el sector comercial, pero necesarias en este momento, por lo que advierten tres causas para este desenlace la prevención del coronavirus, evitar que el virus se propague como en otros continentes del mundo y el temor de los ciudadanos a la enfermedad.

Entre el abanico de comercios damnificados, más allá de los típicos, también se encuentran las peluquerías, fruterías, tiendas de ropa o centros de manicura. Los restaurantes, por su parte, aguantan en su mayoría abiertos, si bien la clientela ha descendido sustancialmente hasta el punto de quedar reducida, en algunos de ellos, prácticamente a la mitad.

Lo cierto es que los negocios que permanecen activos han tomado diversas medidas higiénicas, a fin de evitar mayores problemas. “Sentimos que usemos las mascarillas para trabajar. El motivo es proteger mejor a la población porque el virus Covid-19 tiene un período de incubación en el que estamos asintomáticos (durante este período también se puede contagiar)”, manifestaron algunos de los comerciantes de alimentos que tienen la esperanza de volver pronto a la normalidad.

El Diario