FmBolivia
Radio FmBolivia

Empresario: No dañé un cerro ni un área de preservación

14

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

José Otero, empresario e inversionista paceño, fue acusado por los vecinos de haber descabezado uno de los cerros de Mallasilla, pero él no fue el responsable. Informó que sus predios se encuentran en la parte baja y que hasta la fecha no realizó ningún trabajo, además, sus terrenos no forman parte del área de preservación natural que sí fue afectada con maquinaria pesada. Ahora, el ejecutivo inició demandas contra los vecinos por difamación.

“Mi proyecto está en la parte baja que colinda con la urbanización Isla Verde y no está en la parte alta del cerro. Colinda con el Club de Golf y con otras casas del resto de los vecinos. Pero en la parte alta (en el cerro) no pretendemos hacer casas, ni siquiera que haya una conexión (a través de una vía) con nuestra urbanización”, explicó el empresario José Otero.

En octubre de 2021, los vecinos de Isla Verde denunciaron un movimiento ilegal de tierras en el cerro que colinda con la urbanización. Funcionarios de la Subalcaldía de Mallasa, dependiente de la Alcaldía de La Paz, llegaron hasta el lugar. “A simple vista no podrían hacer ningún movimiento de tierras porque este sector es considerado como un área de preservación natural”, dijo en esa oportunidad Freddy Segales, jefe del área de fiscalización de esta repartición municipal.

Otero desconoce quién es el supuesto dueño del cerro o para qué fin quitó la tierra y dañó esa área de preservación. “Nosotros ni siquiera movimos una piedra en el lugar. No realizamos ningún tipo de trabajos como (afirma) la gente de Isla Verde. Nos muestran como si hubiéramos trabajado en la parte alta. Nosotros ni siquiera comenzamos el movimiento de tierras que no fue permitido. Después comenzó la época de lluvias y preferimos esperar esta temporada para ejecutar el proyecto”, explicó.

El empresario dijo que los vecinos de Isla Verde no le permitieron ingresar con maquinaria pesada a sus predios por las vías de acceso a la urbanización. Por tanto, ellos optaron por ingresar con el equipo pesado por la parte posterior y evitar perjuicios. Fue en ese momento que lo acusaron de realizar esos movimientos de tierra ilegales. “Hay una desinformación de este nuestro trabajo”, indicó Otero.

Una vez que se ejecuten los trabajos, la urbanización tendrá un ingreso por la parte baja a través de un terreno que es propiedad de su familia “hace más de cien años” y que perteneció a su abuelo, uno de los fundadores del Club de Golf. “En 1951, mi abuelo construyó la casita que está ahí. Tenemos los papeles originales, catastro de la Alcaldía de La Paz”, afirmó.

Pero, los terrenos que están en la parte posterior y que formarán parte del proyecto pertenecen a la jurisdicción de Mecapaca, tal como consta en el testimonio de propiedad y el folio real. “Se puede evidenciar que pertenece al cantón Mecapaca y este terreno fue empadronado en este municipio”, dijo el dueño.

La urbanización tiene una superficie de 10.000 metros cuadrados y el 40% de la misma será destinada a vías y áreas verdes. El resto se dividirá en lotes para su propia familia y algunos se venderán para financiar el proyecto.

“Destrozaron mi nombre en menos de cinco horas, publicaron en todas las redes sociales acusándome de loteador u otros adjetivos. Soy un empresario que hace 28 años trabajo instalando sistemas de seguridad, no soy una persona que venga a hacer un avasallamiento”, dijo Otero. Por ello, inició acciones legales contra las personas “que se encargaron de difamarlo y agredirlo en las redes sociales”.

No tenemos la mala intención de aplanar un cerro como lo están haciendo en toda la ciudad

dijo José Otero.

Pagina Siete.

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Comentarios
Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas