Evo reitera que aguas del Silala fluyen artificialmente a Chile

0

“Ante tergiversaciones de algunos medios, reitero nuestra declaración registrada incluso por la prensa de Chile el 31/08/2018: ‘Las aguas de los manantiales del Silala fluyen artificialmente hacia el territorio chileno por las obras de canalización realizadas en el siglo pasado’”.

Con esas palabras el presidente Evo Morales desmintió la información que publicó ayer el periódico chileno La Tercera que lleva el título: “Chile usó discurso de Morales para sustentar su réplica”.

La información señala en agosto de 2018 el presidente Evo Morales reconoció que existía un flujo que cruza “de manera natural la frontera hacia Chile”. Frente a esa declaración, el canciller chileno Roberto Ampuero expresó que “este giro en su posición fortalece aún más la posición que nuestro país ha planteado” y agregó que “el Silala fluye naturalmente debido a la pendiente de terreno desde Bolivia hacia Chile y lo hace respetando la Ley de Gravedad”.

Ante esa declaración, el presidente Morales aseguró que la contramemoria que presentó Bolivia en agosto de 2018 ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya se fundamenta en estudios e investigaciones geológicas, geofísicas, hidráulicas, hidrológicas, hidroquímicas y medioambientales, “que confirman que un caudal considerable de las aguas del Silala fluye artificialmente hacia el territorio chileno”.

Sin embargo, La Moneda, que este viernes entregó la réplica a la contrademanda que presentó Bolivia ante la CIJ, insiste que los manantiales del Silala es un río internacional, que sus aguas fluyen naturalmente desde el territorio boliviano al chileno “a través de una quebrada que se ha ido formando a lo largo de los milenios, no lo construyó Chile”.

No obstante, en enero de 2017 ante la CIJ de La Haya, la agente de Chile, Ximena Fuentes, admitió que su país canalizó el Silala. Ello se hizo -dijo- para “evitar la contaminación del agua”.

“Ellos (Bolivia) han levantado esta teoría de la canalización, que es un desvío artificial y la verdad es que la canalización tuvo otro propósito, que fue evitar la contaminación del agua, porque el agua que estaba en el territorio boliviano era para las locomotoras y, por lo tanto, no podía ir contaminada”, explicó Fuentes en aquella oportunidad tras una reunión que se realizó en Londres, según la publicación reportechile.net.

Por otro lado, Chile reconoció que las aguas del Silala provienen de vertientes ubicadas en el cantón Quetena de la provincia Sud Lípez del departamento de Potosí, y no se habla de un río internacional, según la escritura que fue suscrita el 28 de octubre de 1908.

En la cabecera del documento señala: “Testimonio N 48/1908, escritura de concesión y consiguientemente adjudicación del uso de las aguas que forman unas vertientes, denominadas ‘Siloli’”, suscrito entre la Prefectura de Potosí y la Compañía The Antofagasta (Chili) & Bolivia Railway Company Ltd (FCAB)”.

Las aguas debían ser destinadas para la “alimentación” y abastecimiento de las máquinas de ferrocarril. La concesión fue cancelada en 1997.

Escritura de concesión y adjudicación, 1908

Uso En la escritura de Concesión y adjudicación de 1908, The Antofagasta (Chili) & Bolivia Railway Company Ltd (FCAB) solicita usar las aguas de las “vertientes no muy abundantes” que “brotan en un terreno completamente crial y de dominio público, pues ni en las inmediaciones a muchas leguas a la redonda existe propiedad alguna particular, ni menos campos de cultivo”.
Ferrocarril La empresa, en ese entonces, explicó a la Prefectura de Potosí que necesitaba de esas aguas para la alimentación de las máquinas de ferrocarril debido a que usan aguas impropias que destruyen sus calderos.
Obras Según el documento, Chile también admite que con “obras de captación y de canalización podrían utilizarse dichas vertientes”.

Pagina Siete.