La crisis peruana afecta a unos 2.000 camioneros bolivianos y el Gobierno pide no viajar

La convulsión social en Perú ya afectó a centenares de bolivianos que viajaron a ese país por turismo y otros por comercio. Se estima que 2.000 camiones con carga están varados en sus carreteras. Una flota con 12 bolivianos atrapada por bloqueos volvía anoche a Cusco. El viceministro de Comercio Exterior, Benjamín Blanco, recomendó no viajar a Perú.

“Solamente en dos días, por lo menos hay 2.000 camiones entre cisternas, camiones que llevan cargas secas, contenedores y otros, estamos parados en la frontera (perú-boliviana)”, relató anoche a Red Uno, Mauricio Álvarez, chofer que volvía de Puerto Ilo rumbo a Bolivia y que quedó, al igual que otros transportistas nacionales, atrapado en la carretera, por la convulsión social que vive el país hermano.

El presidente de la Cámara de Transporte Pesado La Paz, Ramiro Sullcani, agregó en la sede de Gobierno que los choferes bolivianos llevan ya más de tres días de retraso en la entrega de sus cargas y que además temen robos a sus contenedores.

“Hay cargas que tienen plazos (para entregarlas) y por eso estamos preocupados; incluso los minerales corren riesgo de ser robados, ésa es la preocupación. Cuando hay este tipo de conflictos, la gente que está bloqueando ataca a los camiones”, alertó Sullcani. Los choferes, que tampoco tienen acceso a alimentos, deben estar vigilantes ante eventuales excesos de los marchistas.

Ayer se confirmó desde Perú, que las carreteras a Desaguadero, Puno, Juliaca, Ilave, Curi, Arequipa, Nazca, Ica, Pisco, Matarani e Ilo están bloqueadas.

Ante ello, la directora de Asuntos Consulares, Isabel Ortuño, confirmó que hacen gestiones ante los peruanos para que dejen pasar a los transportistas nacionales. “Estamos a la espera de respuestas de Perú para que los dejen pasar, el problema es que no hay funcionarios” en las oficinas pertinentes.

Bolivianos vuelven a Cusco

Después de casi cuatro días de drama, sin alimentos ni acceso a servicios básicos, un grupo de 12 bolivianos, varados en la comunidad Checacupe, se aprestaban anoche a volver a Cusco desde donde vanamente intentaron regresar a Bolivia por tierra.

Un agente consular de la Cancillería boliviana les dio encuentro ayer en la tarde para volver con ellos a la capital cusqueña y desde ahí, cuando se reanuden los vuelos partir a territorio nacional, informó Ortuño, directora de Asuntos Consulares.

La flota tuvo que burlar bloqueos y barricadas que los ciudadanos peruanos instalaron en esas carreteras como protesta ante su Gobierno. “Estamos pasando muchos puntos de bloqueos y estamos con dirección a Cusco ahí esperaremos”, confirmó Aníbal Cabezas, el boliviano que el miércoles publicó dos videos en los que denunció el amedrentamiento que sufrieron por parte de los bloqueadores.

Entre el lunes y ayer, la delegación boliviana quedó “secuestrada”, por los hechos de violencia en tierras peruanas. Cabezas contó que su hijo de 12 años se vio obligado a dormir “doblado en dos y en el piso de la flota, como si fuese un costal”.

En el grupo está además una mujer con un menor de edad que sufre de autismo y que necesitaba medicación. “El niño lloró toda la noche y luego buscamos ayuda, pero los médicos no quisieron atenderlo porque temen que los marchistas puedan quemar el centro de salud”, narró acompañado de turistas de Japón, Inglaterra, Francia y Argentina.

La delegación nacional ahora esperará en Cusco la reapertura de operaciones del aeropuerto, cerrado por la convulsión social.

Recomiendan no viajar

El viceministro de Comercio Exterior, Benjamín Blanco, recomendó ayer a los transportistas no viajar a Perú, porque los servicios de comercio internacional están suspendidos.

Agregó que hay militares en el Centro Binacional de Atención Frontera de Desaguadero (Ceabaf) ante un eventual ataque de los movilizados que piden la renuncia de la presidenta Dina Boluarte. “No hay atención en este momento. Recomendamos a los transportistas monitorear la situación antes de emprender viaje por territorio peruano. La situación es completamente ajena a la voluntad del Gobierno de Bolivia, las causas son exclusivamente generadas por factores internos en Perú”, enfatizó.

Perjuicio a comerciantes

En Montero, Santa Cruz, el dirigente gremialista Jhonny Huanca denunció que decenas de comerciantes bolivianos están en las carreteras peruanas sin poder retornar a Bolivia.

“Están atrapados por los bloqueos en Perú con mercadería navideña y estamos preocupados porque no pueden volver al país”. La tradicional feria de Desaguadero, que se realizaba todos los viernes, no se efectuará hoy y existe temor en los pobladores de este municipio ante eventuales saqueos, tal como ocurrió en los últimos días en otras regiones peruanas.

Por otro lado, todos los viajes desde la Terminal de La Paz a Perú fueron suspendidos hasta nuevo aviso, informaron ayer de manera oficial desde la administración.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más