Se perfilan al menos tres escenarios respecto a la ampliación de mandato

2

La ampliación de mandato es “inminente” para evitar el vacío de poder, pero la pregunta que sale a relucir es ¿se debe ampliar el mandato sólo de la presidenta Jeanine Añez o también de los diputados y senadores?

Constitucionalistas entrevistados por Página Siete perfilan al menos tres escenarios: 1) ampliar el mandato a Añez, 2) extender las funciones al Ejecutivo y al Legislativo, y 3) prorrogar el mandato de Añez y crear una comisión para que administre temas legislativos.

Para consolidar aquello, los especialistas explican que hay tres vías: hacerlo por medio de una ley, a través un decreto o una sentencia constitucional. Pero -aclaran- será el nuevo Tribunal Supremo Electoral (TSE), que a través de la definición de la fecha de los comicios, trazará un horizonte para proyectar la ampliación de mandato.

La Constitución Política del Estado (CPE) establece que el mandato del presidente como de los legisladores es de cinco años. Por tanto, el 22 de enero de 2020 es la fecha tope del periodo que inició el 22 de enero de 2015.

Debido a que las elecciones del 20 de octubre se anularon por ley a causa del fraude, está descartado que el 22 de enero de 2020 asuma un jefe de Estado y nuevos senadores y diputados elegidos por voto popular.

El 24 de noviembre, la presidenta Añez promulgó la Ley de Régimen Excepcional y Transitorio para la realización de elecciones generales de 2020. La norma establece 120 días para nuevos comicios, después que se designe a los vocales del TSE y de los nueve tribunales departamentales. Ante ese escenario, las elecciones se realizarían entre marzo o abril.

En ese contexto, los expertos consideran que como no es posible de que se llegue al 22 de enero con un binomio y legisladores elegidos, se debe evitar el vacío de poder. Los especialistas plantearon tres escenarios respecto a la ampliación de mandato, dado que en Bolivia -afirman- no hay antecedentes al respecto.

“Se trata de una anormalidad constitucional que se dará a partir del 21 de enero de 2020 en razón de que las elecciones que estaban previstas para constituir, mediante elecciones, los órganos Legislativo y Ejecutivo han sido declarados nulos por el fraude electoral”, expresó el constitucionalista José Antonio Rivera.

Frente a ese panorama, Rivera sostiene que “es imprescindible ampliar el mandato de la presidenta Añez” y “dependiendo de la urgencia que se tenga para legislar, tendrán que decidir si se extiende el mandato de todo el Legislativo o simplemente se conforma una comisión”.

“El país se puede conducir desde el nivel institucional o en su caso se puede conducir desde el nivel estatal , a través de la Presidenta y su gabinete ministerial, pero sí es imprescindible ampliar el mandato a la Presidenta”, manifestó Rivera, quien considera que la prórroga debe concretarse a través de “una ley constitucional”, sometida a un control preventivo ante el Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP).

A diferencia de él, su colega, Luis Vásquez Villamor, sostiene: “No se puede ampliar el mandato sólo de la Presidenta, tiene que ser también para los legisladores, porque en Bolivia rige el sistema democrático”.

No obstante, Vásquez considera que la ampliación de mandato debe estar definida por decreto, norma que antes de su promulgación se someta a una consulta ante TCP.

“De acuerdo a la Ley del Órgano Electoral, la sala plena del TSE trabajará el calendario electoral y fijará la fecha de la elección. Esta determinación es estrictamente técnica, no política. Una vez que se apruebe (el calendario), en sala plena, eso tiene que ser objeto de una consulta al TCP”, explicó Vásquez, quien sugiere que Añez sea quien recoja el calendario electoral, lo transforme en un decreto y luego lo envíe al TCP para que los magistrados debatan la ampliación de mandato.

La tercera vía la plantea el constitucionalista Williams Bascopé, quien estima que sólo se debe alargar el mandato de Añez. Considera que no hay necesidad de ampliar el tiempo de mando de los legisladores, pues -afirma- hay el riesgo de que el MAS se reactive y desde la Asamblea Legislativa, donde tiene amplia mayoría, “conspire” contra el Gobierno.

“No lo veo muy necesario ampliar, excepto que se forme una comisión, que sea la Comisión de Constitución, que podría legislar de manera ordinaria y de fiscalización algunas cosas emergentes. Ahí nos ahorramos el problema de varios conspiradores que tiene el MAS”, manifestó Bascopé.

Bascopé considera que el TCP debe ser la entidad que juegue un papel nodal en la ampliación, porque hay la posibilidad de que el MAS se niegue aprobar una ley.

“Si persiste la conspiración, por parte de senadores y diputados del MAS, no hay otra que hacerlo por decreto en consulta al TCP, porque se estaría poniendo en riesgo al Estado al generar un vacío de poder. Esperemos que el MAS se dé cuenta que lo que importa es la paz social, la armonía, la unión y la unidad del país y no el interés particular de un líder o partido político”, dijo Bascopé.

Si bien no hay una norma específica sobre el límite máximo para un Gobierno de transición, los especialistas consideran que seis meses es lo máximo para dar garantías a las instituciones.

Criterio de legisladores

El presidente de la Comisión de Constitución, el senador Óscar Ortiz, considera que se debe alargar el mandato del Ejecutivo como del Legislativo, pues en un sistema democrático como el que rige en Bolivia deben funcionar de forma simultánea todos los órganos del Estado.

“La forma de superar este problema, que no está previsto en la Constitución, es aprobando una ley, pero previamente debe ir a consulta ante el TCP. Debe ser un trabajo combinado entre el Legislativo con el TCP para dar legalidad a la ampliación de mandato”, explicó Ortiz, quien señaló que el proyecto de ley será diseñado la segunda quincena de este mes, una vez que el TSE apruebe el calendario electoral, pues ahí estará la fecha de los comicios y de la toma de posesión.

Para el diputado Lino Cárdenas (MAS), presidente de la Comisión de Constitución de la Cámara Baja, “no corresponde la ampliación”, pues la CPE “claramente” establece cuando inicia y concluye el mandato, no así la posibilidad de prorrogar el poder de las autoridades.

“El 22 de enero todos tenemos que irnos a nuestras casas, no hay argumento legal para extender el tiempo de mando”, manifestó Cárdenas.

El legislador pronosticó que el oficialismo planteará una consulta previa al TCP y éste “forzará una teoría para sustentar la ampliación de mandato, ya sea de todos o de algunos”. “Estoy seguro que algo se inventará”, aseveró.

La diputada de Unidad Demócrata Lourdes Millares sugiere al Ejecutivo realizar una consulta al TCP sobre la ampliación de mandato, pues cree que el MAS en el Legislativo, aprovechando su mayoría, insistirá en gestar escenarios de desestabilización contra el Gobierno de transición.

“La Asamblea Legislativa está cuestionada por la población, porque el MAS implementó maniobras para desestabilizar al Gobierno, todos estamos susceptibles. Los bolivianos no queremos volver a vivir lo del 20 de octubre”, expresó Millares, quien reconoció que “sacar” al Legislativo del escenario puede reactivar las movilizaciones masistas, porque “el MAS se quedaría sin un reducto de poder”.

Prórroga para el Ejecutivo y el Legislativo

“No se puede ampliar el mandato sólo para la Presidencia, tiene que ser también para el Legislativo. ¿Por qué? Porque Bolivia es un sistema democrático”, afirmó el constitucionalista Luis Vásquez Villamor.

Para el jurista, el Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP) “es el único y máximo intérprete” de la Constitución Política del Estado, por tanto es la única instancia que puede definir una ampliación de mandato de los órganos Legislativo y Ejecutivo.

No obstante, aclaró que el TCP resolverá si se amplía el tiempo del gobierno y de legisladores atendiendo a una consulta previa.

Ampliación para Añez y comisión de ALP

El constitucionalista José Antonio Rivera considera que “urge” ampliar el mandato de las autoridades del Órgano Ejecutivo y considera que se debe analizar si en el Legislativo se conforma una comisión especial o también se prorroga el mandato de todos los legisladores.

“Dependiendo de la urgencia que se tenga para legislar se tendrá que decidir si se amplía a todo el Legislativo o simplemente a una comisión legislativa, o en su caso se puede conducir desde el nivel estatal a través de la Presidenta”, manifestó Rivera, quien sostuvo que es imprescindible extender el mandato de la Presidenta.

Prórroga sólo para la presidenta Añez

Williams Bascopé, constitucionalista, considera que se debe ampliar el mandato de Jeanine Añez, pero que “no es necesario” extender el mandato de los senadores, diputados y autoridades supranacionales.

“No lo veo muy necesario ampliar el mandato de los senadores y diputados, a lo mucho que puede existir es una comisión y esta sería la Comisión Mixta de Constitución, esa es la que tendría que legislar algunas cosas de manera ordinaria y de fiscalización de algunas cosas emergentes”, manifestó Bascopé, quien cree que si no amplía el mandato de los legisladores hasta se ahorrarán recursos.

Pagina Siete.