4 directivos de Comunicación son investigados por el caso Neurona

6

Al menos cuatro autoridades de alta jerarquía del Ministerio de Comunicación son investigadas por el Ministerio Público por el contrato millonario que hizo la exministra Gisela López, en 2017, con la empresa mexicana Neurona Consultnig, que realizó productos multimedia para la campaña de Evo Morales.

La responsable del proceso de contratación en el extranjero (RPCE), Nery A.R.L.; la viceministra de políticas comunicacionales, Paola S.G.G.; la directora general de estrategias, Kariduen R.V.A., y el jefe de producción, Abraham E.M.R., son las autoridades que aparecen en los cuatro procedimientos de estipulación: orden de contrato, solicitud de contratación, respaldo de contratación y contratación, realizados el año 2017, según los datos de la Fiscalía.

El 2 de diciembre, la ministra de Comunicación, Roxana Lizárraga, anunció una querella contra 23 personas por la contratación irregular que hizo esa cartera, en la gestión de Morales, con la compañía extranjera que ocasionó un daño económico al Estado de 12,4 millones de bolivianos.

El fiscal del caso, Samuel Lima, señala en la parte final de la imputación, a la que accedió Página Siete, que las cuatro altas autoridades y otros funcionarios del Ministerio de Comunicación serán convocados a declarar. “Se les tomará la declaración informativa a los que trabajan en calidad de cosindicados”.

La exministra López aparece en dos procedimientos, en el orden de contrato y en el respaldo de contratación. La investigadora del caso, Silvia Sandoval, dijo que la exautoridad será convocada a declarar y, además, solicitó información a la Dirección de Migración y a la Interpol para conocer su paradero.

Asimismo, en los documentos se mencionan los nombres y cargos del director general de redes sociales, el jefe de monitoreo, análisis y evaluación, la directora general de planificación, el técnico de planificación, el técnico de presupuesto, el responsable de presupuesto y el auxiliar de presupuesto, entre otros.

Sandoval agregó que después de la renuncia del expresidente Morales, varios funcionarios del Ministerio de Comunicación presentaron su carta de renuncia o solicitaron que se les asigne a otras unidades de la misma institución o a otras entidades.

El 10 de diciembre, la Fiscalía inició una investigación con la citación a los primeros cuatro funcionarios del Ministerio de Comunicación.

Los servidores fueron aprehendidos. En una audiencia cautelar la autoridad judicial decidió en primera instancia la detención preventiva de ellos, pero después de unos minutos cambió de opinión y dictó detención domiciliaria con salida laboral para los cuatro acusados.

Pagina Siete.