Boyán a ventanilla

3

FISCAL SUSANA BOYÁN JUNTO AL EXFISCAL EDWIN BLANCO.

Desde hoy, la fiscal Susana Boyán, que también estuvo a cargo de las investigaciones del denominado caso “bebé Alexander”, y sobre quien pesa varias denuncias de corrupción, fue enviada a la Unidad de Biométrico, Control de Firmas e Informaciones, informó a EL DIARIO, el fiscal departamental de La Paz, William Alave.

Susana Boyán que estaba encargada de la Unidad de Personas, dentro de Homicidios, atenderá desde hoy a los imputados que tienen la obligación de marcar su registro biométrico como parte de sus medidas preventivas.

Boyán fue denunciada por amenazar a testigos, abogados e incluso jueces del Tribunal Décimo de Sentencia, quienes finalmente dictaron la sentencia de 20 años de cárcel para el médico Jhiery Fernández por la supuesta violación del bebé Alexander, sin ninguna prueba.

La médico forense Mariangela Terán, que realizó la necropsia al bebé Alexander, denunció que en audiencia recibió amenazas de la fiscal Susana Boyán y otros, ya que sus mismos compañeros de trabajo le alertaron que tuviera cuidado.

“La fiscal Boyán me amenazó porque me decía que si yo agregaba una prueba más o mostrar algo, yo iba a tener sanción penal y obviamente soy respetuosa de la ley y prefería no emitir nada, a menos que el Tribunal me solicite algo mediante comparendo”, expuso la médico forense.

Consultada en qué momento se sentía amenazada dijo: “Todo el tiempo estuve presionada, porque nadie tomaba en cuenta mi pericia, nunca me preguntaban, o sea yo no puedo ir de oficio, internamente nadie me consultó sobre lo que había pasado”, aseveró.

La segunda quincena de septiembre, durante la audiencia de cesación a la detención preventiva del médico Jhiery Fernández, Boyán declaró públicamente que podría pedir que algunos periodistas sean detenidos por haber dicho “verdades a medias”.

La fiscal estuvo detrás del encarcelamiento de un periodista de EL DIARIO, Carlos Quisbert, que investiga los hechos que cegaron la vida del bebé Alexander.

El 9 de noviembre, el jefe operativo de la División Propiedades de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) de La Paz, Boris Argote, informó que el Ministerio Público abrió un proceso contra el exfiscal Edwin Blanco y la fiscal Susana Boyán para que sean investigados por las amenazas que habrían lanzado contra el médico Jhiery Fernández y algunos juristas que intervinieron en el caso bebé Alexander.

El Diario