Dos municipios cruceños declaran desastre por los incendios

10

San Ignacio de Velasco y San Antonio de Lomerío pidieron ayuda a la Gobernación para combatir el avance del fuego.

Los municipios de San Ignacio de Velasco y San Antonio de Lomerío, en el departamento de Santa Cruz, declararon desastre en sus jurisdicciones y piden ayuda a la Gobernación porque no tienen los recursos económicos ni la logística para atender la emergencia por los incendios forestales.

El alcalde de San Ignacio de Velasco, Moisés Salces, aseguró que espera que se cumpla el compromiso de parte del Ministerio de Defensa de desplazar más personal del Ejército y reconoció que tuvieron problemas por la falta de personal, solo contaban con “funcionarios municipales y 10 soldados del Ejército”.

La autoridad edil agregó que esto limita sus acciones para sofocar los incendios. “Hay lugares donde la población se tuvo que organizar para hacer cortafuegos a fin de evitar que el incendio llegue a áreas pobladas, tal es el caso de la comunidad San Joaquín de la Frontera, que está a dos kilómetros de la frontera con Brasil”.

Respecto a la ayuda económica que piden a la Gobernación de Santa Cruz, Salces dijo al periódico El Deber “la emergencia por coronavirus nos dejó en una difícil situación a los municipios y ahora se suma el problema de los incendios”.

Mientras que el alcalde de San Antonio de Lomerío, Ignacio Soriocó aseguró al medio cruceño que necesitan ayuda de todo tipo para socorrer a la población afectada, además de equipos para el personal que está en primera línea, pese a que gran parte del personal voluntario abandonó la zona.

Los dos municipios no son los únicos que tienen problemas por los incendios, según un informe de las autoridades, en la actualidad, el 72% del departamento está con riesgo alto y muy alto para ocurrencia de incendios forestales, debido a las condiciones del clima como ser altas temperaturas y falta de lluvia.

PAGINA SIETE