Intervienen instalaciones de Aduana en sector de Pisiga

2

Más de 50 personas atacaron las instalaciones de la Aduana Nacional de Bolivia (ANB) en el sector de Pisiga (Oruro) y por eso se tomó la determinación de cerrar ese paso fronterizo, según informó su titular, Marlene Ardaya.

» (…) Se ha cerrado la frontera por temas de seguridad, personal de la Aduana se ha replegado a las oficinas de la administración aduanera. El conflicto comenzó a primeras horas de la mañana, se percibe agresividad del pueblo que se está demostrando, el Ejército está ahí y en este momento existe una tensa calma», dio a conocer la autoridad aduanera.

Ardaya mencionó en la víspera que se procedió a la incautación de motorizados indocumentados y a la quema de casetas de acopio de contrabando que están muy cerca a los despachos de mínima cuantía en los despachos aduaneros, aspecto que habría ocasionado el enojo de algunos comunarios, entre ellos algunos contrabandistas.

Más de 50 personas en Pisiga atacaron las instalaciones de la Aduana Nacional de Bolivia (ANB) y que están acosando al ejército en Oruro y por eso se tomó la determinación de cerrar ese paso fronterizo, según informó Ardaya.

Ante las consultas realizadas por los medios de comunicación de que si se conoce a la turba de personas que estaría generando zozobra en el sector, Ardaya aseguró que la gente que participa en los hechos delictivos en contra de los ambientes de la Aduana es gente que solo se dedica al contrabando y al momento solo se han realizado una secuencia de imágenes de dicha actividad”, añadió.

Se espera que en la secuencia de imágenes que lograran obtener y la apertura de una denuncia penal, que logre realizar la pericia de identificar a estas personas, con la finalidad de apoyar las acciones correspondientes de manera conjunta con el Viceministerio de Lucha Contra el Contrabando.

En cuanto a los vehículos incautados realizados por la instancia militar fueron tres en la primera instancia, “pero el problema surgió más por la quema de las casetas que servía para el acopio de contrabando del sector del contrabando.

“Al parecer existe complicidad entre pobladores y contrabandistas por los indicios que muestran porque parece que son más de 50 personas los que podemos observar en las diferentes cámaras de vigilancia. Esperemos que se detengan y no siga avanzando, siendo la preocupación la seguridad de la Aduana como de los efectivos militares”, detalló.

En cuanto a la quema de vehículos, si bien oficialmente se desconoce de este procedimiento, la autoridad aduanera reitero que su instancia pretende mostrar el grado de agresividad que asumen en sus acciones estos sectores implicados con el tema de contrabando y que la Administración Aduanera se les puede hacer el seguimiento correspondiente.

La determinación del cierre de la frontera por temas de seguridad, se mantienen hasta que exista la seguridad correspondiente para poder operar. Asimismo se tienen información que de la misma maneta el lado chileno también determinó en el cierre de la frontera como mecanismos de seguridad.

“Aspecto que no solo responde a la agresividad en la que actúan estas personas involucradas en la actividad del contrabando, sino que a la vez están obstruyendo el trafico normal de las importaciones y exportaciones legales por el lado de Pisiga, aspecto que va en contra de la economía de Estado. Es por eso que nos vamos a querellar en contra de este grupo de personas, no solo por los daños generados, riesgos en la seguridad, sino por la obstrucción al trabajo, la administración aduanera y el propio tráfico vehicular en la región fronteriza”, resaltó la autoridad aduanera, quién se encuentra próxima al sector del conflicto donde la situación generó riesgos en dicha instancia pública.

Las imágenes proporcionadas por la Aduana muestran la quema de tres a cuatro lugares dónde había acopio supuestamente de mercadería de contrabando, incluido un vehículo, tipo caldina los cuales son consumados por el fuego, mientras varias personas, la mayoría de sexo masculino, lanza piedras y otros objetos al interior de las oficinas de la entidad pública.

El Diario.