Vecinos censuran actos delictivos de choferes

3

Representantes vecinales censuraron el bloqueo y la violencia ejercida por los choferes –que rayó en la delincuencia– en distintos puntos de la urbe paceña. Entretanto, que el sector del transporte sindicalizado indicó que la medida asumida estaba en contra de la implementación de más buses Chiki Titi y las multas por infracciones.

Ayer, desde tempranas horas de la mañana, se registraron bloqueos en varios puntos de la ciudad de La Paz, como en la Plaza del Maestro, avenida De las Américas en Villa Fátima, zona Munaypata, avenida Apumaya, cruce de Villas, zona Vita y la avenida Kennedy.

La ciudadanía se vio afectada, ya que se tuvo que ingeniárselas para llegar a sus puestos de trabajo. Para ello, recorrió al transporte por cable y al transporte libre; otros centenares de personas llegaron a sus destinos a pie.

La medida de protesta fue calificada por el alcalde Luis Revilla, como una falta de respeto a la ciudadanía y un boicot a las Fiestas Julias. Los bloqueos perjudicaron en gran medida a escolares y docentes, que en horas de la mañana desfilaron en los diferentes macrodistritos de la ciudad, para rendir homenaje al grito libertador del 16 de Julio de 1089.

Ante la violencia y los bloqueos del sector sindicalizado, el presidente de la Federación de Juntas Vecinales de La Paz, Luis Castillo, mencionó que la gente se sintió muy molesta, perjudicada y dolida por el proceder del sector del transporte público. A pesar de esa situación, indicó que la marcha de los sindicalizados no tuvo el efecto que esperaban los transportistas, ya que la población caminó hacia sus destinos y en otros casos utilizó el transporte libre.

El representante de los vecinos indicó que las protestas de los choferes solo representan graves perjuicios para la población, que debe soportar los atropellos, abusos, el mal servicio y la prepotencia de los afiliados al transporte público.

“Surge la necesidad de fortalecer otros sistemas de transporte, como el transporte libre, el PumaKatari, entre otros, para mejorar el servicio para la ciudad de La Paz”, dijo. También dio la idea de aumentar el día de restricción vehicular, para aminorar el congestionamiento en el centro paceño.

A su turno, Walter Sempértegui, presidente de Control Social, indicó que intentará reunirse con los vecinos y organizaciones en los siguientes días, para tratar el tema de las protestas y bloqueos por parte de los choferes.

Estamos conscientes del daño que los sindicalizados producen a la población y no a la Alcaldía, como creen. Por otra parte, los choferes no están honrando sus compromisos de mejorar sus servicios, por ejemplo el trameaje sigue ocurriendo en diferentes puntos, como en la plaza Eguino, centro de la ciudad, avenida Montes, entre otros lugares. Es así que las multas se deben a este y otras faltas que siguen cometiendo los choferes, a las que ahora el sector inexplicablemente se opone.

En su opinión nada ha cambiado, debido a que el transporte sindicalizado continúa prestando un mal servicio, lo que se evidencia en la falta de higiene, fallas técnicas en los vehículos, inseguridad, mala calidad de los asientos, ventanas, entre otros, una realidad que a la fecha no pudo ser mejorado.

Entretanto, los choferes, en un mitin realizado en puertas de la Alcaldía, determinaron rechazar la Ley Sancionatoria y la multa de 100 bolivianos, además de los buses PumaKatari, por considerar que sus rutas son arbitrarias y perjudican al sector sindicalizado.

También anunciaron que comenzarán un proceso judicial en contra del alcalde Luis Revilla, ya que las medidas de este serían anticonstitucionales.

El secretario general de la Central Única de Transporte Urbano La Paz, Fredy Quispe, calificó de contundente la marcha de protesta realizada ayer. El día de hoy, el sector se mantendrá a la espera de un comunicado, en el que se determinará el paro de 48 horas, que podría realizarse la siguiente semana.

PROTESTA GENERALIZADA

El alcalde de La Paz, Luis Revilla, calificó el paro de los choferes del transporte público como una falta de respeto con la ciudad, su historia y sus héroes. La autoridad criticó que la medida pretenda vulnerar una norma que establece sanciones por las infracciones que comenten algunos afiliados al sector.

“Si no quieren multas, no cometan infracciones, tan sencillo como eso. Mientras sigan cometiendo infracciones vinculadas al trameaje, al mal trato a la gente, la guardia municipal va a seguir emitiendo las sanciones que manda la norma”, dijo la primera autoridad paceña.

Entretanto los vecinos observaron la pasividad de la Policía y Tránsito ante los bloqueos y la violencia que ejercen los choferes contra algunos conductores que en su afán de colaborar a los ciudadanos en su traslado hacia sus destinos son agredidos, vilentados y trasgredidos en sus derechos.

Señalaron que estas medidas son actos contra la Constitución, donde se establecen garantías a la libre locomoción, por lo que en su opinión se convierte en un hecho criminal contra un derecho de los ciudadanos paceños.

Algunos vecinos protestaron, porque la Policía actúa sólo cuando protestan sectores contrarios al Gobierno, procediendo a desbloquear y mantener expeditas las vías, pero en este caso como la protesta de los choferes es en contra del Alcalde de La Paz y el sector sindicalizado es afín al partido oficialista, prácticamente, no hacen nada, dejando a la ciudadanía paceña a su suerte.

El Diario.