Los choferes paralizan por seis horas La Paz con actos violentos

0

Desde pinchar las llantas de vehículos que no acataron el paro hasta agredir a guardias ediles y a una periodista son algunos de los actos violentos que protagonizaron ayer los choferes. En vísperas de la celebración de los 210 años de la Gesta Libertaria de La Paz, los transportistas cumplieron su promesa y paralizaron la ciudad durante seis horas.

Entre reclamos, enojo y resignación, los transeúntes se quejaron contra la medida de presión de los transportistas. Unos optaron por usar las líneas del teleférico, otros se trasladaron a pie. El alcalde de La Paz, Luis Revilla, calificó el paro como un boicot a la ciudadanía.

A las 6:00, los choferes de diferentes sindicatos comenzaron a reunirse en varias zonas de La Paz. Algunos incluso llegaban a los puntos con sus minibuses para bloquear y cortar las vías en sectores como Villa Victoria, Apumalla, el Cementerio, la Vita, la plaza Eguino, el puente Topáter, Pasoskanki, Obrajes y la calle 16 de Calacoto, entre otros.

Incluso intentaron bloquear la autopista, ruta troncal que une La Paz con El Alto. Pero la Policía habilitó la vía. Los choferes quitaron las luminarias y los discos de los minibuses que pasaban por las esquinas para evitar que trasladen pasajeros.

“Necesitamos llegar a nuestros trabajos, por eso le rogamos al chofer. Él no tiene la culpa”, gritaba una mujer, mientras defendía al conductor y el vehículo que logró pasar por el tumulto de transportistas iracundos, cerca de la autopista.

Los manifestantes incluso rompieron parabrisas de un taxi y otros hasta pincharon las llantas de los vehículos que se atrevían a recorrer por el cruce de villas.

En la Vita, los vecinos de la zona se enfrentaron a los choferes y por eso hasta recibieron golpes. “Vendidos”, gritaban los vecinos que furiosos pasaban apurados por el sector para acudir a sus fuentes laborales. Como respuesta, los choferes empezaron a empujar y golpear a la gente.

En la zona Sur, en uno de los puntos de bloqueo de Obrajes, los choferes agredieron a la periodista Guadalupe Tapia, del diario La Razón.

Poco a poco, grupos de transportistas de varias zonas comenzaron a llegar a la puerta del Palacio Consistorial. Cerca del mediodía, los transportistas realizaron un cabildo y definieron una resolución con cinco puntos.

El primero es el rechazo al reglamento de sanciones. El segundo es la eliminación de la imposición de multas de 100 bolivianos por parqueo tarifado. El tercero es el rechazo a la implementación del PumaKatari y ChikiTiti. Como cuarto punto, el sector desconoce al director de Transporte, Ramiro Burgos. El quinto punto es el inicio de un proceso judicial contra Revilla porque todas las normas sobre transporte son atentatorias y contradictorias a la Constitución Política del Estado.

“Rechazamos al teleférico. Ya no queremos más líneas. Hablamos con (su gerente) César Dockweiler y nos reuniremos el miércoles”, sostuvo el secretario general de la Federación Departamental de Choferes Primero de Mayo, Rubén Sánchez.

Revilla lamentó la actuación de los choferes en vísperas de las fiestas julias. “Su intención es perjudicar a la ciudad de La Paz. Su intención es boicotear las celebraciones de La Paz, como siempre hacen los choferes, en desmedro de la gente y abusando a la gente”, afirmó.

Sánchez dijo que su sector es paceño y por eso concluyó su cabildo cantando el himno a La Paz, pero aclaró que eso no significa que se dejen relocalizar. Anunció nuevas movilizaciones desde mañana. Al terminar la protesta, quemaron un muñeco que representaba a Revilla.

Agredieron a una periodista

“Al estar registrando el momento en que un grupo de choferes estaban increpando a dos guardias por haber puesto grapas a sus vehículos, uno de ellos me botó el celular y me hicieron caer pese a que estaba con credencial en Obrajes”.

Con esas palabras, la periodista Guadalupe Tapia, del diario La Razón, contó cómo fue agredida por los choferes durante una cobertura.

El dirigente de la Federación de Choferes Primero de Mayo, Rubén Sánchez, lamentó la agresión que sufrió Tapia y anunció que el autor será sancionado, si es dirigente con 20 días de suspensión y si es de base, con 10. “Pedimos mil disculpas a la periodista”, sostuvo.

La Federación de Trabajadores de la Prensa de La Paz repudió el accionar de los choferes.

pagina Siete.