Comisión de Diputados rechaza crédito del FMI; Gobierno le acusa de buscar desestabilizar la economía

La Comisión Planificación de la Cámara de Diputados decidió este martes rechazar el proyecto de ley para el crédito de 327 millones de dólares que aprobó el Fondo Monetario Internacional (FMI) para Bolivia, con el objetivo de enfrentar la pandemia del COVID-19.

La decisión de la Comisión fue criticada por el viceministro del Tesoro, Carlos Schlink, quien acusó a los legisladores del MAS de actuar de forma política para buscar desestabilizar la economía del país y generar nerviosismo en la población.

El argumento para rechazo de la Ley fue la falta de documentación. La presidenta de la Comisión, diputada Otilia Choque (MAS), aseveró que el Gobierno no adjuntó al proyecto de ley el contrato de crédito, condiciones de financiamiento, garantías, si el Gobierno tiene capacidad de endeudamiento y pago, informe de la tasa de interés, a cuántos años es el crédito, entre otros.

El viceministro Schlink explicó que este crédito, al ser del FMI, es distinto a los que aprobó la Asamblea desde el 2007. Aseveró que se han presentado informes técnicos y detalló que este empréstito no requiere de un contrato ni de un Decreto porque Bolivia es accionista del Fondo.

“Es un crédito que nunca se ha aprobado en anteriores gestiones con estas condiciones. Estamos hablando de cinco años de plazo; tres años y tres meses de gracia, es decir que no se va a pagar ni un dólar de interés; y con una tasa de interés del 1%; sin embargo, la bancada del Movimiento al Socialismo está rechazando con argumentos políticos”, sostuvo el Viceministro.

La autoridad gubernamental indicó que incluso los recursos ya están en una cuenta en Bolivia, porque el crédito está aprobado por el FMI, pero con el rechazo habrá que ver la forma de devolverlos y buscar otras alternativas. “Tal vez la Comisión de Planificación tendrá mejores argumentos para conseguir recursos”, manifestó.

La diputada Choque dijo al respecto que no puede llegar dinero al país que no haya sido aprobado por la Asamblea y advirtió que “hay responsabilidad, civil, administrativa, ejecutiva y posteriormente podría haber, responsabilidad penal”.

Schlink manifestó que el Gobierno hace esfuerzos para equilibrar el déficit dejado por el MAS y el exministro Luis Arce de 18.500 millones de bolivianos y la deuda de 3.000 millones de dólares con empresas privadas.

Sostuvo que el MAS, en la Comisión de Planificación, busca generar inestabilidad al rechazar el uso de recursos del FMI.

“Quiere desestabilizar la economía, quiere que la familia y las personas salgan a las calles, se alteren, se ponga nerviosas que crear ese ámbito de inestabilidad para que no lleguen recursos al país. Nosotros vamos a seguir en el mismo trabajo, en la misma rutina y buscar recursos, generar alternativas y dar esa estabilidad que lo hemos logrado durante estos seis meses”, finalizó.

Los comentarios están cerrados.