Bandas, un espectáculo aparte

6

Las bandas de música fueron un espectáculo a parte en la Fiesta Mayor de los Andes, donde los instrumentos de viento, percusión, cuerdas, entre otros, fueron el centro de atención en varios momentos de esta manifestación cultural.

“Las bandas son el otro atractivo de esta fiesta. Le dan una tónica distinta y aumentan la atención sobre las coreografías que presentan los bailarines”, dijo Roberto Rollano, uno de los espectadores.

De acuerdo a la Federación Folklórica La Paz, existe un total de 246 entradas folklóricas en el departamento y la entrada del Señor Jesús del Gran Poder es una de las más importantes que se realizan en el año, para la cual se prepara con anticipación un repertorio de música compuestas o adaptadas para bandas.

En la entrada del Gran Poder realizada ayer, se pudo notar que la música de las bandas se ha convertido en un elemento que caracteriza la fiesta y es un aporte sustancial al ritmo que imprimen los bailarines de las distintas fraternidades, con movimientos ágiles y coordinados, lo que motiva los aplausos de las personas que se congregan a lo largo de la ruta de esta manifestación cultural.

Ayer, con movimientos rítmicos y llamativos los músicos de las bandas, como todos los años, se ganaron la admiración del público. Los músicos no sólo tocaban sus instrumentos, sino también realizaron distintos movimientos, como el giro de los platillos, el movimiento de los bombos, el manejo de las trompetas al emitir sus característicos sonidos, entre otros, lo que no pasó desapercibido y se dejó sentir ante la atenta mirada maravillada de los espectadores nacionales y extranjeros.

“Los músicos de las bandas, con sus instrumentos de música, se convirtieron en las nuevas figuras de las bandas folklóricas del Gran Poder”, dijo María Laura, una de las espectadoras.

En su opinión el esfuerzo de las bandas es gratificado en cada una de sus presentaciones, con la aceptación y el reconocimiento del público, que aprecia sus composiciones y adaptaciones. Las agrupaciones de músicos postulan cada año ante distintas fraternidades, para componer sus melodías. Los representantes de los fraternos evalúan los trabajos en una asamblea, donde se eligen las mejores propuestas musicales, para su presentación, como en el caso de la Entrada del Gran Poder.

Para algunos bordadores la morenada es lo que más gusta en la entrada del Gran Poder, aunque no es la única, y en esta danza las melodías que acompañan las coreografías resaltan los bordados de los trajes en la presentación.

Para los folkloristas que fueron protagonistas en la entrada del Gran Poder desarrollada ayer, varios de los bordadores esperan la música con ansias, para demostrar los pasos de baile espaciales, además de cantar con todo su fervor y fe. “Por la música se puede apreciar que los bailarines demuestren su alegría y esplendor en el recorrido”, dijo Jaime Choque, uno de los bailarines de morenada.

El Diario.