FmBolivia
Radio FmBolivia

Recuperación de economía mundial aún se deja esperar

27

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Todavía los países desarrollados no se recuperaron, algunas zonas presentan desigualdades en su reactivación y existe el peligro de que la economía China baje sus previsiones de crecimiento, por lo tanto el comercio internacional, así como la demanda de materia prima pueden bajar, aspecto que podría incidir en el país.

En el documento de perspectivas económicas de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), un acto de equilibrio, prevén un repunte del crecimiento económico mundial hasta el 5,6 % este 2021 y el 4,5 % para el 2022, antes de volver a instalarse en el 3,2 % en 2023, cerca de las tasas previas a la pandemia.

El informe presentado por Mathias Cormann y Laurence Boone, secretario general de la OCDE y economista jefe de la OCDE, señalan que las horas de trabajo aún no se han recuperado del todo y han surgido problemas de abastecimiento. El informe muestra que si bien Colombia y Chile registrarán crecimientos de 9 % y 12 % en este 2021, el 2022 nuevamente registran cifras menores, así como el 2023.

Bolivia registrará un crecimiento entre 4,5 % y 5 % para esta gestión, según los organismos internacionales y las nuevas proyecciones oficiales; pero también las entidades señalan una caída del crecimiento.

El consultor privado Mauricio Medinaceli, a través de su cuenta en youtube señala “que el covid-19 nos costó 3 años del Producto Interno Bruto (PIB). Recién el año 2023 Bolivia tendrá el mismo PIB del año 2019”.

Gas

El informe de la OCDE informa que los precios del gas natural han experimentado subidas, sobre todo en Europa, ya que los niveles de almacenamiento están por debajo de lo habitual en esta época del año.
Un gran aumento de la demanda de bienes desde la reapertura de las economías, y la incapacidad de la oferta para seguir el ritmo, han provocado puntos de estrangulamiento en las cadenas de producción, escasez de mano de obra, cierres relacionados con la pandemia, un aumento de los precios de la energía y de las materias primas.

Pero alertan que una marcada desaceleración en China frenaría aún más el crecimiento mundial. Las proyecciones de crecimiento mundial con o sin China muestran que el crecimiento bajará en los próximos años.

Inflación
Con respecto a la inflación, el documento informa que ha aumentado considerablemente en algunas regiones junto a las presiones de costes derivadas de la escasez de suministros en la industria, y los desequilibrios del mercado energético están jugando un papel clave en el aumento de la inflación en todas las economías.

Brasil y Argentina, y casi todas las naciones de la región experimentan alta inflación, mientras que Bolivia mantiene una cifra baja, que obedecería a la medida del tipo de cambio fijo aplicado ya por más de 10 años. Medinaceli ponen en signos de interrogación ¿sí será sostenible?

Los países en todo el mundo han aplicado distintas estrategias para combatir la pandemia del coronavirus, pero casi todos han hecho algo en común: aumentar su gasto público para hacer frente a la crisis sanitaria.

La pandemia ha elevado los niveles de deuda en la mayoría de los países. El 2020 el mundo demandó liquidez, ya que debido a la paralización de actividades económicas disminuyó el circulante.

El informe también recomienda qué políticas se debe implementar para abordar los desequilibrios que generó la pandemia, y una de ellas es avanzar en la vacunación a nivel mundial para acabar con la pandemia, pero señala que los países de ingresos bajos se están quedando atrás en la vacunación.

También señala que los países deben abordar la escasez de suministro para reducir la inflación y plantea que las naciones deben corregir las finanzas públicas, en materia de deuda externa.

Bolivia

Por otra parte, Medinaceli sostiene que el Gobierno mantiene sus gastos y reduce sus ingresos, y para atenuar el déficit fiscal el Estado disminuyó la inversión pública… Lo que no son buenas noticias.

Dentro de su evaluación de la economía y el presupuesto del Presupuesto General del Estado, las conclusiones señalan que las exportaciones crecieron el año 2021 debido a mayores precios del oro, plata y soya. Los analistas económicos señalan que la minería ayudó a mejorar las cifras macroeconómicas del país, y logró superávit comercial.

Pero también el gerente General del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (Ibce), Gary Rodríguez, en declaraciones periodistas la semana pasada, destacó que las ventas no tradicionales hayan alcanzado 25 % de las ventas totales, y el resto fue de tradicionales.

Los organismos internacionales proyectan un crecimiento para Bolivia de 5 % para este 2021, pero para el 2022 baja sus previsiones a 3 %.

El Diario.

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Comentarios
Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas