Jueces Guerrero y Mérida fueron cesados en funciones

4

GLADYS GUERRERO Y ROBERTO MÉRIDA FUERON CESADOS EN FUNCIONES DE JUEZ.

La Sala Plena del Consejo de la Magistratura, por unanimidad, determinó ayer cesar en funciones a los jueces Gladys Guerrero y Roberto Mérida, ambos jueces técnicos del Tribunal Décimo de Sentencia. En su lugar fueron designados Santos Chui Torrez y Gunar Zeballos Buezo informó ayer, el magistrado Omar Michel.

“Por decisión unánime de los tres consejeros de la Magistratura hemos agradecido sus servicios a los dos jueces. Esto en el marco de la transitoriedad, no por efecto de la auditoría u otras situaciones”, puntualizó el magistrado.

Los exjueces Guerrero y Mérida fungían como jueces técnicos del Tribunal Décimo de Sentencia que tramitó el polémico proceso penal denominado “bebé Alexander” en el que junto a la exjuez presidente Patricia Pacajes Achu sentenciaron al médico Fernández a 20 años de prisión con cargos de violación al bebé Alexander sin tener prueba científica.

Meses después, una grabación de audio con la voz de Pacajes puso al descubierto que la sentencia al galeno no era legal, que no correspondía por falta de pruebas, además salir a luz una serie de irregularidades cometidas en ese proceso, las que fueron detectadas en la auditoría jurídica, realizada por el Consejo de la Magistratura al proceso que acumuló cerca de 60 cuerpos.

Las irregularidades, y hasta delitos hallados, en la auditoría al proceso penal contra Fernández también son atribuibles a los exjueces Mérida y Guerrero.

Michel afirmó que luego de un amplio debate acerca de la permanencia de ambos jueces en condición transitoria resolvieron apartarlos del sistema de administración de justicia debido a las consecuencias del caso en la imagen pública de la Justicia.

Debido a la criticada actuación de ambos jueces, junto a Pacajes, autoridades nacionales, asambleístas y la defensa legal del médico Fernández en reiteradas oportunidades señalaron que deben ser sometidos a proceso penal, además del administrativo por el Órgano Judicial.

Michel remarcó que los cargos judiciales son transitorios (mientras no sean institucionalizados) y el Consejo de la Magistratura tiene la potestad de agradecer los servicios, tal como ocurrió en este caso, con los ahora exjueces Mérida y Guerrero.

Tras la determinación de la administración de justicia, de cesación en funciones de Mérida y Guerrero, los jueces Santos Chui y Gunar Zeballos deberán atender el pedido de modificación a la detención domiciliaria, a libertad pura y simple, y la modificación de la condición judicial de Jhiery Fernández presentado el pasado lunes por su defensa legal a cargo del abogado Crisitian Alanes.

Los nuevos jueces del Tribunal Décimo de Sentencia deberán valorar tal petición, que por pruebas presentó el informe de la auditoría emitida por el Consejo de la Magistratura y el elaborado por la Defensoría del Pueblo el cual manifiesta que se escondieron pruebas relevantes para la defensa.

El Diario