En Kantutani, grupo vecinal reivindica posesión del área

La Junta de Vecinos de San Jorge Kantutani reivindicó ayer que fueron ellos quienes pusieron el martes los letreros de “propiedad privada” en la zona que sufrió el deslizamiento en 2019. Reafirmaron que son dueños del lugar y que la Alcaldía no cumple una ley de expropiación que habría comprometido el anterior burgomaestre Luis Revilla, según su representante Cristina Quispe Marca.

“El martes fuimos nosotros quienes pusimos los letreros, porque un día antes la Armada ingresó al lugar y puso igual letreros de ‘propiedad privada’. Ese lugar no es del Ministerio de Defensa y como dueños nosotros seguimos esperando desde hace cuatro años que se cumpla una ley de expropiación que comprometió el exalcalde Luis Revilla”, explicó Quispe a este medio.

El martes, el subalcalde de Cotahuma, Fausto Terrazas, y el secretario edil de riesgos, Juan Palma, alertaron sobre la presencia de “loteadores”, que a juicio de ellos pretenden estafar a la población con el supuesto que en el lugar, declarado en emergencia, se construirán viviendas.

Quispe añadió que son 68 vecinos que tienen documentos de propiedad del área que sufrió el deslizamiento el 30 de abril de 2019, “papeles que nos acreditan que somos dueños, porque nosotros somos los damnificados”.

Luego del desastre, de acuerdo con Quispe, la Junta de Vecinos logró una ley de expropiación para que la municipalidad “pague el justo precio por nuestras propiedades”, precisó.

Admitió que no se oponen a que el sitio se convierta en un espacio público, no obstante reclaman que también se respeten su derecho propietario.

“También tiene que cumplirse la ley de expropiación que el mismo exalcalde Revilla ha promulgado”, reiteró. Los dueños esperan ser recompensados económicamente por los espacios.

Quispe apuntó que las actuales autoridades no quieren recibirlos para hacer cumplir la ley.

El subalcalde Terrazas declaró que nadie debería ocupar la zona “porque es un área de riesgo”. Mientras que el secretario de riesgos, Palma, ratificó que “el lugar no será habitable”.

Sobre la Armada

Quispe rechazó los intentos de la Armada que, según él, pretenden apropiarse de los predios afectados por el deslizamiento en detrimento de los vecinos.

“Ellos (la Armada) quieren aprovecharse de lo que ha pasado para invadir y sacar provecho”, aseveró la dirigente.

La Subalcaldía de Cotahuma reanudará en dos semanas las obras de estabilización en el lugar. La meta es que en un año y medio se pueda habilitar la vía que une al puente Los Trillizos.

Fuente: Pagina Siete

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más