Infiltrados y 5 instituciones montan plan de persecución

Al menos cinco policías de Inteligencia sorprendidos como infiltrados dentro del mercado de Adepcoca de Villa Fátima y unas cinco instituciones estatales, más la Policía, montan un aparato de persecución contra los cocaleros de los Yungas, denunciaron ayer sus dirigentes.

“Se han prestado a brindar toda esta información Segip (Servicio General de Identificación Personal) de donde han sacado toda la información personal de cada uno, la ANH (Agencia Nacional de Hidrocarburos) que ha dado los datos de cuánto combustible cargamos en nuestras movilidades. El Tribunal Supremo Electoral (TSE) también se ha prestado a esta situación porque identifica si tenemos afinidad política o no”, afirmó el secretario de Hacienda de Adepcoca (Asociación Departamental de Productores de Coca), Erlan Pari, citando a tres instituciones.

También mencionó al Registro Judicial de Antecedentes Penales (Rejap) para ver “si tenemos antecedentes o no”, así como la Contraloría General del Estado para determinar si alguno de los dirigentes, son o eran funcionarios públicos. “Todas estas instituciones públicas han triangulado (con la Policía) para recabar información detallada de cada dirigente”, subrayó.

La denuncia de la dirigencia surge tras la sorpresiva aprehensión del presidente de Adepcoca, Freddy Machicado, al mediodía de ayer, después de que Machicado y el presidente del Comité de Autodefensa, César Apaza, alertaron de que el Gobierno nacional está ejecutando un plan para perseguir, detener y encarcelar a toda la dirigencia de Adepcoca orgánica y Comité de Autodefensa.

Infiltrados en el mercado

Fue así que Apaza contó a Página Siete que en las últimas horas los cocaleros se percataron de la presencia de por lo menos 30 policías de Inteligencia que rondan el mercado de Adepcoca de Villa Fátima y de esa cantidad, entre el martes y miércoles, sorprendieron al menos a cinco infiltrados en el mercado haciéndose pasar desde lustrabotas, vendedores de gelatina hasta comercializadores de coca.

“Eran personas que no suelen trabajar en el mercado y los compañeros entre ellos se conocen y se dieron cuenta, porque es muy raro que un lustrazapatos esté dentro cuando siempre han atendido afuera (del mercado). Se le hace un seguimiento, se pone nervioso y se lo lleva a la inspectoría; se descubre el rostro, tenía un corte de policía y en su billetera encontramos su credencial de efectivo policial”, relató Apaza.

En el celular del policía infiltrado encontraron todos los datos de cada uno de los dirigentes de Adepcoca y del Comité de Autodefensa, dirigentes regionales. “Hemos podido leer chats de cómo planifican para incriminarnos, chats y audios de autoridades, ministeriales, viceministeriales y exautoridades, y una serie de datos”.

El segundo policía infiltrado sorprendido por los cocaleros fue un hombre que entró al mercado haciéndose pasar por vendedor de gelatinas y cremas, que a vista de los productores era un desconocido.

“Se lo intercepta y se lo lleva a oficinas de inspectoría; revisamos el celular y también había todos los datos de los dirigentes, nuestros vínculos familiares, dónde residimos… prácticamente todo. El segundo huyó dejando su celular”, relató Apaza.

El tercer policía infiltrado, contó Apaza, se hizo pasar por un reportero de algún medio de comunicación. “Al tercero lo expusimos en cámaras de la prensa. Lo sorprendimos sacando fotos en plena conferencia de prensa. Se hizo pasar como periodista”.

Los cocaleros identificaron a estas tres personas funcionarios policiales como dos tenientes y un sargento y los tres tenían en sus celulares datos personales y familiares de toda la dirigencia cocalera, citando por lo menos a unos 30 dirigentes, más un organigrama del grado de representación de cada persona.

Los otros dos infiltrados que fueron sorprendidos en Adepcoca en las últimas horas son militares de las Fuerzas Armadas, según denuncia de los cocaleros y aseguraron también que encontraron chats en sus celulares que no sólo instruyen la detención de todos los dirigentes sino también de hacerlos “desaparecer”.

“Ya no sólo nos van a detener ni nos van a meter a la cárcel, hablan de hacer desaparecer a los dirigentes. Cualquier cosa que pase con los dirigentes los responsables son el ministro Remmy Gonzales y el viceministro de Régimen Interior (Ismael Telles) digitado por el señor Evo Morales”, afirmó anoche Apaza.

Asimismso, los otros dirigentes alertaron que el objetivo del Gobierno es detener a toda la dirigencia cocalera para dejar el movimiento sin líderess y frenar las movilizaciones. La vigilia en Adepcoca es permanente.

Fuente: Pagina Siete

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más