Hallan tres cheques con los que supuestamente se pagó millonaria coima en la ABC

La Fiscalía de La Paz halló los tres cheques con los que supuestamente la empresa China Harbour Engineering Company (Chec) pagó 9.393.000 de bolivianos, es decir la mitad del soborno pactado en 18,6 millones de bolivianos por la adjudicación de la construcción de la doble vía Sucre-Yamparáez, reportó el diario El Deber.

El gerente de la empresa china, Jin Zhengyuan, habría realizado el pago a través de Jesús Esteban Aguilar Suxo, propietario de la empresa unipersonal del mismo nombre. Aguilar Suxo fue aprehendido este miércoles en la noche y es posible que este jueves realice su declaración ante los fiscales o acogerse al derecho de guardar silencio.

En ambos casos, es casi segura su imputación y luego su sometimiento a una audiencia de medidas cautelares que puede disponer su detención preventiva.

La Fiscalía Departamental de La Paz presentó denuncia por el delito de legitimación de ganancias ilícitas, memorial al que El Deber tuvo acceso en el Ministerio Público, en contra de Jesús Esteban Aguilar Suxo. En este caso, el proceso fue abierto en La Paz, no en Sucre, y ya no por el diputado del MAS Héctor Arce, sino por el Ministerio de Justicia, a través de la Viceministra de Transparencia institucional y lucha contra la corrupción, Susana Ríos Laguna.

La relación del caso señala que Jesús Esteban Aguilar Suxo, propietario de la empresa unipersonal del mismo nombre, tiene como actividad principal la «consultoría contable administrativa, servicio de transporte, consultoría en ingeniería, construcción y mantenimiento de edificaciones y venta de maquinaria de construcción».

Indica que «tiene un capital registrado en la ex Fundempresa (ahora Secprec) de 10.470 bolivianos. Él habría realizado movimientos económicos no acordes a su perfil económico, menos de la empresa unipersonal», dice la acusación.

Como «precedente agravante del delito de legitimación de ganancias ilícitas en el que habría incurrido Aguilar Suxo», en la acusación «se encuentra una nota del Servicio de Impuestos Nacionales de 6 de septiembre de 2022, refrendada por el presidente de esa entidad, Mario Cazón, que señala que ‘se informa que el contribuyente mencionado (Aguilar Suxo) se encuentra en estado inactivo desde el 31 de diciembre de 2021».

Es decir que este «contribuyente» no se encontraba habilitado para emitir factura alguna, menos realizar trabajo o actividad económica lícita sin que previamente cumpla con sus deberes tributarios conforme a lo que establece el artículo 68 de la Resolución Normativa del directorio, que señala que «los sujetos pasivos del IVA, en caso de suspensión temporal y definitiva de la actividad económica, tienen la obligación de inactivar el NIT» y mientras el NIT esté inactivo «no podrán realizar actividad gravada, en caso de evidenciarse esto, el contribuyente se tendrá como no inscrito y se aplicará la sanción».

La acusación establece que entre el 25 de febrero y el 11 de julio de 2022, cuando su NIT estaba inactivo, el sindicado emitió facturas por un total de 14.074.212,80, «desconociéndose a la fecha el destino y el uso de los mismos, toda vez que la empresa unipersonal cuenta con un capital que no supera los Bs 10.470 resultando inaudito que una empresa realice operaciones financieras de millones de bolivianos, con un capital ínfimo».

El Ministerio Público investiga la denuncia en contra del presidente de la ABC, Henry Nina y casi una docena de funcionarios por un soborno de 18,6 millones de bolivianos. Según la indagación, ese monto representa el 4% del costo total de la obra cercando a los 500 millones de bolivianos. Según lo indagado por la Fiscalía, Zhengyuan entregó el 2% tras la resolución de la adjudicación, la mitad de lo pactado.

En esta nueva denuncia, se establece que las sumas de dinero facturadas por la empresa unipersonal de Aguilar Suxo están relacionadas con empresas chinas: CCCC Second Highway Engineering Co LTD. (Sucursal Bolivia) y justamente la empresa Chec, cuyo representante legal es Jin Zhengyuan, «quien es investigado junto con otros servidores públicos de la ABC por presuntos hechos de corrupción referido a la licitación de la carretera Sucre-Yamparáez».

En el detalle señala que la empresa unipersonal factura, el 26 de febrero, la suma de 9.393.000 de bolivianos por concepto de alquiler de maquinaria y equipo a favor del sindicado Jesús Esteban Aguilar Suxo.

«Esta empresa china, el 4 de marzo de 2022, emitió tres cheques a favor de Aguilar Suxo por la misma suma. Los cheques números 1069, 1068 y 1067, transacción por «pago de cheque del Banco Bisa». Cada uno de ellos por la suma de 3.132.000 de bolivianos, lo que hace un total de 9.396.000. La acusación establece como fuente la «entidad financiera banco Bisa».

El documento califica como «suma exorbitante de dinero que fue retirada en efectivo de la entidad financiera, desconociéndose a la fecha el destino de la misma, considerando además que estos montos de dinero, como se indicó antes, habrían sido producto de supuestos actos o hechos de corrupción en la licitación de la vía, resultando ser víctima la ABC y por ende el Estado por el gran daño económico caudado al mismo».

La acusación explica también que otro aspecto que llama la atención «es que, cuando se retiró el dinero realizó su declaración jurada, en sentido de que los mismos serían destinados al pago de gastos operativos, sueldos, impuestos y pago de combustible, extremos que son desvirtuados por lo referido líneas arriba. Es decir, durante este último año, el ahora denunciado no pagó sus impuestos y conforme a documentación adjunta se advierte que no cuenta con vehículos a su nombre, según el RUAT».

Además, «de acuerdo con el reporte de la Agencia Nacional de Hidrocarburos del 1 de enero de 2022 al 13 de septiembre de 2022 en NIT correspondiente a la empresa sólo reportó 181 bolivianos por la compra de combustible. Consecuentemente, si una de las finalidades del cobro de los cheques era precisamente la compra de combustible y pago de impuestos, en los hechos los mismos no fueron cumplidos, extremos que son claramente verificados por los reportes descritos».

La denuncia que derivó en la aprehensión de Aguilar Suxo, subraya que «estas observaciones con relevancia penal, traen a colación las siguientes interrogantes: ¿Dónde fueron a parar estos dineros?, ¿cuál fue la verdadera finalidad del retiro de la suma de 14.074.412,80 de bolivianos?, siendo la respuesta inmediata que el sindicado habría ocultado el origen ilícito de los recursos provenientes de la transferencia de hechos o actos de corrupción vinculados a las ya tantas veces mencionada licitación pública de la construcción de la doble vía Sucre-Yamparáez».

La acusación presenta por Héctor Arce establece coincidentemente que el viernes 4 de marzo de 2022, una vez realizado el pago del anticipo de la ABC a la empresa Chec, Jin Zhengyuan procedió a cumplir con el pago del 2% acordado.

Por ello, el documento establece que Henry Nina cometió varios delitos: cohecho pasivo propio y uso indebido de influencias, contratos lesivos al Estado, incumplimiento de deberes y conducta antieconómica.

Nina, el presidente de la ABC presentó en una conferencia de prensa pasajes aéreos y otros descargos que establecen que ese día, viernes 4 de marzo, él no se encontraba en La Paz, sino en Cobija finiquitando precisamente un contrato con otra empresa china. Sin embargo, fuentes judiciales señalaron que ese hecho no lo exime de culpa.

Fuente: Los Tiempos

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más