Nadie controla bioseguridad en caravanas y Sedes teme rebrote

15

Nadie controla las medidas de bioseguridad en las caravanas políticas. El Tribunal Supremo Electoral (TSE), el Servicio Departamental de Salud (Sedes) y la Alcaldía deslindan responsabilidad en regular el uso de barbijo y el cumplimiento del distanciamiento social en las campañas políticas. Ante este panorama, las autoridades departamentales de Salud temen un rebrote del virus por la aglomeración de la gente.

“El Tribunal Supremo Electoral ha realizado -desde hace varias semanas- una exhortación para que todas las organizaciones políticas cumplan con los lineamientos de salud pública que han establecido las gobernaciones o los gobiernos municipales. Son estas instituciones o aquellas llamadas por ley a cumplir o verificar el cumplimiento por parte de las organizaciones políticas de las disposiciones en salud pública”, dijo el presidente del TSE, Salvador Romero.

Por eso, la autoridad de la entidad electoral explicó que la regulación o sanción de las faltas a las medidas de bioseguridad en las campañas o caravanas políticas no es responsabilidad del TSE. “Este no es un tema -como la misma materia lo indica- que sea un resorte del Tribunal Supremo Electoral”, dijo.
Una de las caravanas de los militantes de Juntos.
Foto:JUNTOS

Además, Romero indicó que el TSE tiene la responsabilidad de cumplir las medidas de bioseguridad en la misma jornada electoral, el 18 de octubre. “Eso estamos cumpliendo -con las medidas de seguridad- para la jornada y los procesos que podamos llevar delante de los jurados. Esa es la responsabilidad del TSE”, explicó.

Desde la Alcaldía de La Paz indicaron que durante todo el tiempo de cuarentena por la pandemia la comuna jamás ha regulado las medidas de bioseguridad, ya que “la Policía y las Fuerzas Armadas fueron las llamadas a realizar esos controles”. Según la institución edil, el gobierno municipal “sólo tiene tuición en regular el comercio, el transporte y las actividades económicas”. Se informó que el municipio sí regula la difusión proselitista en público.

Hace un par de días, el mismo alcalde de La Paz, Luis Revilla, indicó que según las disposiciones nacionales “está prohibida” la concentración de personas. “Fuera de esa actividad, los partidos políticos, por normativa electoral, están autorizados a realizar otro tipo (de acciones) que vean pertinente, pero no pueden hacer concentraciones de personas”, dijo.

Revilla señaló que “no corresponde” al municipio emitir sanciones. Explicó que ese tema le compete “al TSE y a las autoridades (responsables)” que se deben encargar de ver si se produce alguna aglomeración de personas. Según el burgomaestre, espera ahora que los partidos políticos “actúen con responsabilidad”.

El inciso B del artículo quinto del Decreto Supremo 4314 -que habla sobre la transición de la cuarentena a la fase de posconfinamiento- indica que se restringen “(…) las actividades políticas y todo tipo de reunión que genere aglomeración de personas”. La norma también plantea que aún se debe cumplir con las medidas de bioseguridad: el distanciamiento social, el uso del barbijo, el lavado de manos y uso de alcohol en gel.

El artículo 11 de la norma indica que las Fuerzas Armadas y la Policía -en cumplimiento de sus atribuciones constitucionales- deben asegurar “el mantenimiento del orden público, la paz social y fundamentalmente el derecho a la vida, la salud y la integridad de los ciudadanos, estantes y habitantes del territorio nacional”.
Uno de los actos políticos de Comunidad Ciudadana (CC).
Foto:Archivo / Página Siete

Desde el 6 de septiembre -cuando se dio luz verde a las campañas electorales- se vio que las distintas tiendas políticas no hicieron caso a las disposiciones nacionales e infringieron las normas en plena pandemia. El director del Sedes La Paz, Ramiro Narváez, dijo que “observó con pena” que los distintos partidos políticos infringieron las medidas de bioseguridad y no precautelaron la salud de la población. “Hemos visto que en las caravanas políticas existieron conglomerados de personas, por lo tanto, no cumplieron con el distanciamiento social. Además, muchos no usaban barbijos y hasta se tocaban las manos”, lamentó.

Si se mantiene esta situación, Narváez advirtió que “podría existir un rebrote de la pandemia”. Indicó que emitirá un comunicado al Tribunal Departamental Electoral con una recomendación para que se regulen las medidas de bioseguridad en las caravanas.

Pagina Siete