Adepcoca anuncia semana de protestas con miles de afiliados, vecinos piden paz

Con el anuncio de una convocatoria de al menos 10 mil cocaleros, la Asociación Departamental de Productores de Coca (Adepcoca) dirigida por Freddy Machicado inicia hoy su tercera semana de protestas pidiendo el cierre del mercado paralelo instalado en Villa El Carmen. Los vecinos del Distrito 13, donde está la zona, piden el cese de los conflictos y advierten con tomar medidas de presión.

“Semana tras semana estamos aumentando la convocatoria, el engrosamiento de las movilizaciones va paulatinamente. Mañana (por hoy) esperamos tener en la marcha entre 10 mil a 15 mil socios productores de la hoja”, anunció en contacto telefónico con Página Siete,el presidente de Adepcoca, Freddy Machicado.

El vicepresidente, Reynaldo Laura, dijo que la protesta será “pacífica” y esta vez hasta lograr “el cierre definitivo de este mercado clandestino”.

La semana pasada, la Adepcoca que es afín al MAS (y que instaló el mercado paralelo) también hizo una convocatoria para una marcha este lunes 15, pero el fin de semana fue suspendida “para evitar enfrentamientos”, explicó el principal dirigente de este frente, Alanes.

“Creo que las acciones ya las tenemos claras, lo que queremos es el cierre del mercado ilegal. Pero mañana, cada regional y sector planteará las acciones a tomar durante la movilización y después de ella. Evaluaremos la expectativa de las bases, la cantidad de gente y su planteamiento”, anunció Machicado.

Laura, en declaraciones a radio Panamericana, explicó que tras realizar la evaluación esperarán hasta las 11:00 alguna convocatoria del Gobierno para el diálogo, luego de lo cual empezarán su movilización.

Desde los Yungas llegaron reportes sobre los preparativos para la movilización. Juntas vecinales y transportistas, aunque no participan en la protesta, brindaron su apoyo a la Adepcoca de Machicado. En Chulumani, la Central de Transporte rebajó el pasaje a La Paz, de 35 a 30 bolivianos, para que los cocaleros con carnet de socio o sello de su central, puedan salir a la marcha.

Machicado informó que, en vísperas de la movilización, recibió informes de varios de los socios productores sobre un aumento en los controles policiales en Urujara y Villa Fátima. Dijo desconocer los motivos.

Solicitando la pacificación de los Yungas, el alcalde de Chulumani, Vladimir Vega, señaló que desde la Mancomunidad de Municipios Yungueños se envió una carta al presidente Luis Arce. En la misiva se pide que de manera urgente coadyuve al diálogo y a la solución para apaciguar al sector -y por tanto a la región- que está conflicto.

“No estamos con la intención de que nuestra gente se pelee. Yo soy una autoridad electa, no administro Adepcoca, pero como productores de coca no queremos promover al enfrentamiento. Yo no me arriesgaría, ni como dirigente ni como Alcalde, a convocar a nuestra gente, para no llevar en nuestro corazón pérdidas y situaciones tan lamentables como las que hubo la semana pasada. Soy muy amigo de todos los sectores pero no queremos más enfrentamientos”, dijo.

Los vecinos piden paz

“No nos oponemos a su movilización, si ésta se hace respetando la paz del Distrito 13, sin enfrentamientos y sin dinamitas. Pero si su movilización es violenta nosotros, definitivamente, vamos a poner en marcha las medidas anunciadas”, señaló el presidente de la Asociación Comunitaria de OTB del Distrito 13, Galo Apaza.

La semana pasada la asociación, que aglutina a 62 juntas vecinales, dio un plazo hasta el sábado para la reubicación de ambos mercados de coca, “sean legales o ilegales”. De lo contrario, amenazaron con un bloqueo que paralice todo el distrito, incluidos ambos mercados.

“Nos han pedido que escuchemos la voz del Gobierno y de todos los involucrados. Mañana tenemos una reunión con el Viceministerio de Autonomías y ahí haremos conocer nuestro pedido de reubicación y de cese a la violencia. Pero si ésta continúa empezaremos nuestro bloqueo de las mil esquinas para que no se mueva absolutamente nada en el distrito, hasta que se resuelva este tema”, anunció. El Distrito 13 es la puerta de salida a los Yungas, región que provee de alimentos a la urbe, además de ser sede de varias fábricas.

Ayer los 22 cocaleros detenidos en los conflictos por la sede de Adepcoca fueron liberados de celdas policiales para ser enviados a Yungas, donde deben cumplir su arresto domiciliario. Las medias sustitutivas les prohíben el trabajo y el estudio, por lo que apelarán la medida.

“Debían haber sido conducidos a sus domicilios hace días, pero no fue hasta hoy (domingo) que lo logramos, mediante una acción de libertad, que se cumpla con esto”, dijo el abogado de Adepcoca, Félix Chambi.

La audiencia de la acción de libertad, que debió llevarse a cabo a las 17:00 del sábado, se realizó la madrugada de ayer. En ella se expusieron las condiciones inhumanas en las que los detenidos se encontraban en celdas policiales de El Alto, a donde fueron trasladados desde la sede de Gobierno sin notificar a sus familiares ni a sus abogados.

“Estaban en condiciones deplorables e inhumanas que atentan contra los derechos humanos. Creemos que ante ello es que el juez determinó que en el día se proceda a su evacuación a sus domicilios”, señaló.

Entre los detenidos, 19 varones y 5 mujeres, dos no pertenecían a los cocaleros. Eran dos varones que se encontraban en el lugar por otros asuntos. Uno es pintor y al salir denunció que fue torturado; el otro indicó que recogía material de construcción.

Otros eran hijos de cocaleros que fueron detenidos a varias cuadras del conflicto. “A mi hijo me lo presentaron como delincuente, en su mochila no había nada”, dijo un familiar.

Chambi anunció que se prepara una serie de acciones por las irregularidades, retrasos y vulneraciones cometidas durante las detenciones.

Fuente: Pagina Siete.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más