FmBolivia
Radio FmBolivia

MAS gastó Bs 397 millones para forzar la reelección de Morales

40

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

La pasada gestión de gobierno del Movimiento Al Socialismo (MAS), con apoyo de los dos tercios de sus legisladores, gastó 397,4 millones de bolivianos para forzar la reelección de Evo Morales. Los recursos se utilizaron para un referéndum, una elección primaria y los comicios generales de 2019.

Apenas un año después de la victoria de Morales en las elecciones del 2014, el oficialismo ya hablaba de un referendo para modificar el artículo 168 de la Constitución y habilitar una tercera reelección. En octubre del 2015 los parlamentarios del partido azul aprobaron la pregunta para el 21F.

Referendo

Para realizar este proceso de consulta popular, el Tribunal Supremo Electoral (TSE) solicitó al Gobierno la suma de 153,4 millones de bolivianos: 38,6 se usaron para el empadronamiento y la impresión de boletas y 115,3 para la campaña de información.

El 21 de febrero del 2016, el 51,3% del electorado boliviano negó la posibilidad de un cuarto mandato a Morales. Después, los miembros del MAS realizaron un congreso para analizar las “vías constitucionales” para habilitar a su líder en las elecciones de 2019.

Fallo del TCP

En septiembre del 2017, senadores y diputados del MAS, y dos disidentes de la oposición, presentaron al Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP) un recurso abstracto de inconstitucionalidad. Solicitaban anular cinco artículos de la Ley de Régimen Electoral y cuatro de la Constitución.

Dos meses después, los magistrados del TCP dieron vía libre a este recurso. Esto con el argumento de que el artículo 23 del Pacto de San José de Costa Rica señala que la reelección presidencial es un derecho humano.

El pasado viernes el 13 de julio, la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) determinó que la “reelección presidencial indefinida no es un derecho humano”. En 2019 la opinión consultiva aún no era tratada.

Primarias

Para darle legitimidad a la candidatura de Morales, legisladores oficialistas aprobaron en septiembre de 2018 la Ley de Organizaciones Políticas que establecía la realización de primarias.

Para ello el TSE solicitó al Ministerio de Economía 26,9 millones de bolivianos. El 27 de enero de 2019 se realizaron las elecciones internas de los partidos. El 57% de los recursos se emplearon para el sufragio de militantes del MAS.

Elecciones del 2019

Una vez formalizados los candidatos por sus partidos. El Órgano Electoral requirió 217 millones de bolivianos. 177,6 millones fueron destinados para el voto en el país y 39,3 al sufragio en el exterior.

Los comicios de 2019 fueron anulado por el mismo Morales el 10 de noviembre, luego que se conocieron los resultados preliminares de la auditoría de la OEA.

Exlegisladores y Evo pueden ser procesados por daño económico

El abogado constitucionalista Williams Bascopé señaló que el expresidente Evo Morales, sus exministros y exlegisladores, además de los exvocales del Tribunal Supremo Electoral (TSE), pueden ser denunciados por el delito de daño económico al Estado. Ello por haber gastado recursos económicos del país para viabilizar la candidatura del exgobernante en 2019.

El jurista explicó que con la opinión consultiva de la Corte Interamericana de Derechos Humano (CIDH), que indica que la reelección presidencial indefinida no es un derecho humano, queda claro que las exautoridades del Movimiento Al Socialismo (MAS) infringieron la Constitución, los convenios internacionales y no respetaron la voluntad popular del referendo del 21 de febrero del 2016.

A esto se suma que erogaron más de 397 millones de bolivianos para realizar la consulta popular de 2016, las primarias internas de las organizaciones políticas y las elecciones del 2019. Este último proceso fue anulado luego de hacerse público el informe preliminar de la Organización de Estados Americanos (OEA) que determina una “manipulación dolosa” de los comicios generales de ese año.

“El referéndum del 2016 tenía carácter vinculante y los del MAS lo desobedecieron, el presupuesto que se gastó fue insulso. Después se han llevado una primarias insulsas para legitimar a Evo Morales. Las elecciones del 2019 también le costaron al Estado y alguien tiene que responder por estos recursos mal gastados, porque es dinero público de los bolivianos”, dijo Bascopé.

No obstante, el jurisconsulto afirmó que con el actual sistema de justicia del país, que “se somete a cualquier gobierno de turno”, será difícil que un proceso contra Morales, sus exconsejeros y exlegisladores prosperen.

Explicó que se debe esperar un cambio de administración gubernamental y de representación parlamentaria para que se dé curso a una demanda por daño económico al Estado.

A su vez, aclaró que la Constitución y la Ley Marcelo Quiroga Santa Cruz establecen que este tipo de delitos no prescriben. Por este motivo el exgobernante y sus colaboradores “tarde o temprano podrán ser procesados por hacer mal uso de los recursos de los bolivianos”.

El Diario

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Comentarios
Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas