Plantean reactivar economía paceña con participación de gobernación y municipios

La reactivación de la economía del departamento de La Paz requiere la participación de la gobernación y de los municipios, para trabajar en normas e incentivos para atraer inversión y reducir la migración de industrias a otros departamentos, reflexionó la presidenta de la Cadinpaz, Cynthia Aramayo.

Señaló que en la pasada gestión los sectores crecieron, pero no todos los rubros, ya que algunos siguen postergados como el turismo, a pesar de ello prevén que para la presente gestión se espera mejoras en las cifras.

La Paz tiene potencial en varios rubros, como el café o las frutas, cuyos productos se podrían industrializar, y de esta manera abrir nuevas oportunidades económicas para el desarrollo de la región.

Al respecto, el presidente de la Federación de Empresarios Privados de La Paz (Feplp), Jaime Ascarrunz, en conferencia de prensa, dijo que el departamento debería aprovechar los tres pisos ecológicos que posee, para diversificar su oferta productiva para el mercado interno y el externo.

Aramayo reconoció que muchas industrias migraron a Santa Cruz, quizá por nuevas oportunidades, por ello es necesario trabajar para que los emprendimientos se queden, y para ello se hace necesario coordinar acciones con alcaldes, la gobernación, así como con todos los municipios, para elaborar normativas de fomento e incentivo.

Por ejemplo, mencionó que la facilidad para hacer los trámites, es decir el papeleo, sería un buen incentivo, y también se deberá evitar que las protestas sociales o las demandas de algunos sectores deriven en la toma de medidas extremas, como los bloqueos, que perjudican a la industria en general.

Para Ascarrunz, si bien está de acuerdo con la demanda de los sectores sociales, existen formas de resolver los problemas sin afectar la transtabilidad de las vías, que solo perjudican al sector privado.

Y esta incertidumbre y protestas cotidianas en la ciudad de La Paz y El Alto, son las que provocan la migración de empresas, así como frenan la llegada de capital privado para nuevos emprendimientos.

Ante ese panorama adverso para la economía departamental, Aramayo indicó que desde la gestión del anterior presidente de la Cadinpaz, Pablo Camacho, se trabaja en la constitución de un consejo metropolitano, que trabajará en la elaboración de propuestas para el desarrollo de la región.

Datos

La Paz cuenta con 11.939 industrias, el valor de las ventas en 2021 alcanzó su pico más alto de los últimos 16 años, 2.294 millones de dólares, que representa el 40 % del total de la exportación industrial del país.

Aramayo informó que La Paz aporta con el 22,7 % al Producto Interno Bruto Industrial del país; genera cerca del 27 % del empleo formal en La Paz, es decir 33.000; pero la cifra se eleva a 165 mil entre formales e informales.

De las más de 11.000 industrias paceñas, aproximadamente 1.200 corresponden a los textiles, y en los últimos años se registró un decrecimiento, en contraparte la de alimentos, bebidas y farmacéutica crece, de acuerdo con el asesor de los industriales, Hugo Siles.

Población

Entre tanto, Ascarrunz informó que a pesar de la migración de población, se proyecta que para los próximos años, el número alcanzará a más de tres millones de personas.

Dijo que la economía paceña creció 5,2 % en 2021, pero observa con preocupación la reducción de la inversión pública, que se registra desde el 2010, y esta caída frena el desarrollo del departamento.

La inversión privada y pública son importantes para el desarrollo de la economía paceña, asegura a tiempo de indicar que el sector primario, extractivismo, representa el 14 %, el secundario 20 %, pero el comercio y servicios tienen la mayor participación.

Exportaciones

En lo que se refiere a las exportaciones, Ascarrunz dijo que el oro lidera las ventas, pero no se reflejan en mayores regalías, y por ello plantea una revisión al Código Minero para aumentar las cifras en beneficio del departamento, que permitirán inversiones y generación de empleos.

Pero también plantea aprovechar los pisos ecológicos para aumentar la producción de alimentos a gran escala, pero se debe dar un giro de timón en el altiplano con el tema del minifundio, que solo produce para consumo interno, en pequeñas parcelas.

Propone cambio en las extensiones de los cultivos, con semillas de alta producción, para que la siembra sea significativa, no solo para el mercado interno sino también para el externo.

Pero también sostiene que para avanzar en esa materia el departamento requiere carreteras viables las 24 horas y los 365 días del año, y por ello amerita la conclusión de vías hacia el norte paceño.

Finalmente, recuerda que la inversión en educación tiene beneficios a corto plazo, y es por ello que se debe trabajar en este tema para que el departamento cuente con profesionales y técnicos para generar desarrollo económico, así como industrias.

Fuente: El Diario.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más