Infanticidio: una niña de dos años muere flagelada

Las últimas horas de una niña de dos años en La Paz fueron una tortura. La pequeña fue golpeada hasta causarle un traumatismo interno en el cráneo; además, sufrió un traumatismo y fracturas en su pecho, según el certificado médico forense de la Fiscalía. El informe además reveló que fue víctima de agresiones sexuales.

Según el reporte de los médicos del Hospital La Paz, hasta donde llevaron a la niña, su cuerpo ya estaba con rigidez cadavérica. La niña falleció tres horas antes de conocido el hecho. Ayer, la madre fue detenida y la Policía busca a la pareja de la mujer.

El hecho sucedió ayer por la mañana cuando, según la Policía, Fidelia C.R., de 39 años, llegó cargando en brazos a la niña hasta el Hospital La Paz de la zona Garita de Lima, supuestamente porque la niña estaba con fiebre e inconsciente.

No obstante, según el reporte policial, los médicos informaron que la pequeña arribó sin signos vitales y con diagnóstico de síndrome de Kempe (niño maltratado), inmediatamente denunciaron el hecho ante la Policía.

El dato fue corroborado a Unitel por el médico Adalid Quispe, de dicho centro médico y que atendió el caso. El galeno confirmó que incluso el deceso de la niña fue tres horas antes de que la mujer la llevara al hospital.

“La paciente ingresó a las 8:15 de la mañana en brazos de su madre, lamentablemente la niña ya se encontraba sin signos vitales. Al examen físico ella presentaba equimosis en diferentes estadios de la evolución, eso significa que presentaba moretones en todo su cuerpo. Tenía signos de violencia (…) La data de la muerte era de más de tres horas que se encontraba ya sin vida”, refirió Quispe.

Agregó que cuando la mujer llegó con el cuerpo de la niña argumentó que estaba con fiebre y que le dio paracetamol molido.

Tras percatarse de la gravedad del hecho, los galenos denunciaron el hecho ante la Policía que arribó al hospital para aprehender a la sospechosa y trasladar el cuerpo de la menor hasta la morgue para la autopsia legal.

Después de dar sus primeras declaraciones informativas, en un breve contacto con la prensa, Fidelia, entre sollozos, aseguró que su hija habría sido “secuestrada” por “otra gente” y evitó dar más detalles.

Los primeros indicios de la investigación dan cuenta que la mujer es de Cochabamba desde donde habría llegado a La Paz con su pequeña y su pareja para vender dulces y, como no tenían un domicilio fijo, tomaron un alojamiento a una cuadra del Hospital La Paz en la Garita.

Buscan a un hombre

La Policía busca a un presunto segundo implicado en el caso. Se trata de Israel T., quien supuestamente es la pareja de Fidelia, de acuerdo con su testimonio.

Hasta el cierre de esta edición, la mamá de la niña seguía brindando declaraciones y cerca de la medianoche fue trasladada a las celdas de la fuerza anticrimen. Las autoridades adelantaron que se alista la imputación formal contra la mujer por la presunta comisión de infanticidio y otros delitos.

Fuente: Pagina Siete.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más