COB, maestros y sectores afines al MAS desafían con marcha y rompen cuarentena

17

Según los dirigentes sindicales, el objetivo fue exigir atención de salud y empleos. También protestaron por la normativa para la educación virtual, entre otras demandas.

Una movilización convocada por la Central Obrera Boliviana (COB) y sectores sociales afines al Movimiento al Socialismo (MAS) descendió de El Alto hasta el centro de La Paz, a pesar de las prohibiciones establecidas por las autoridades locales y nacionales para evitar el contagio del coronavirus. Los protagonistas de las marchas también fueron los maestros que rompieron las restricciones de la cuarentena dinámica que rige en la Sede de Gobierno.

La marcha provocó una gran aglomeración de personas, que no respetaron el distanciamiento social, que es precisamente una de las medidas que más se recomienda para evitar una mayor propagación del coronavirus COVID-19.

Sin embargo, el secretario ejecutivo de la COB, Juan Carlos Huarachi, indicó, citado por ABI, que los diferentes sectores tenían puestos sus barbijos con el fin de no contraer el virus.

También se pudo observar que más de la mitad eran personas de los distritos de la ciudad de El Alto que apoyaban la marcha convocada por la COB. No obstante, en algunos casos se conoció que los habitantes del Distrito 4 fueron convocados de manera obligatoria a movilizarse.

El magisterio marchó en demanda de la abrogación del Decreto Supremo 4260 de educación virtual y la destitución del ministro de Educación, Víctor Hugo Cárdenas, mientras que la COB lo hizo para exigir un protocolo de tratamiento, además de la abrogación la normativa de educación virtual, mayor postergación del pago de créditos, incorporación de trabajadores despedidos, entre otras demandas.

REACCIONES La movilización fue rechazada por el viceministro de Descolonización Leonardo Montaño, quien dijo que estas acciones de algunos dirigentes, que tienen intereses políticos, ponen en riesgo la salud de la población porque al existir concentraciones masivas el coronavirus se expande.

«Tenemos que olvidar el manejo político, hay que descolonizarse políticamente, primero pensando en nuestra salud y en esta enfermedad (coronavirus)», apuntó.

RESPETO A LA VIDA La alcaldesa de El Alto, Soledad Chapetón, también cuestionó el accionar de algunos dirigentes que promueven las movilizaciones poniendo en riesgo la salud de la gente más humilde.

«Desgraciadamente tenemos personas que ante los medios, ante la sociedad en general simulan que están atendiendo la salud de la población por detrás están motivando a que la gente vaya y se enferme y llegue inclusive a fallecer, es lo que tenemos en muchos lugares. Tenemos que ser respetuosos con uno de los derechos fundamentales del ser humano, que es la vida», repudió.

De igual manera, el concejal del municipio de La Paz, Fabián Siñani, calificó las mismas como actos irresponsables atentatorios contra la salud de los paceños.

«Comprendemos que haya sectores sociales con diferentes reivindicaciones que se movilicen, pero considero que, en este último tiempo, en virtud a esta pandemia que está azotando el planeta entero, pero además considerando que en el municipio de La Paz los casos se han incrementado, me parece que es una acción irresponsable por tratarse de gente no se respeta ningún distanciamiento físico», indicó.

En los primeros 13 días de julio la cantidad de casos de contagios por coronavirus se incrementaron y en promedio se registró 1.200 contagios cada día en el departamento de La Paz, superando el promedio de junio, que llegó a los 774 casos diarios.

OTRA MARCHA Por otro lado, los propietarios de restaurantes, bares, discotecas y actividades similares marcharon en la ciudad de El Alto en demanda de que se autorice su funcionamiento, al menos en un 50%.

El dirigente Richard Palombo manifestó, según ERBOL, que el sector ha acatado la cuarentena disciplinadamente, pero ya está “sintiendo el peso del hambre” y no hay soluciones de parte de autoridades.

Dijo que no están pidiendo limosna, pero tienen necesidades como pagar al banco y sufren hostigamiento para pagar servicios.

Según el dirigente, sus afiliados están dispuestos a trabajar con medidas de bioseguridad similares al transporte y ya han presentado proyectos.

Palombo sostuvo que existen 80 mil locales entre El Alto y La Paz que están afectados. Señaló que estas actividades económicas generan empleos tanto directos como indirectos.

Opinión.com.bo