La bebé que nunca se contagió y fue la luz para su mamá: Victoria

18

Nació por cesaría, fue prematura y no contrajo el virus pese a que su mamá fue diagnosticada con este mal; esa fue la razón por la que el personal médico del Hospital del Norte de El Alto la llamara en primera instancia Esperanza. Ayer ambas fueron dadas de alta y para su mamá ello significó una Victoria y así la bautizará.

“Llamaré Victoria a mi hijita porque es una verdadera victoria salir de la enfermedad que afectó a toda mi familia. Nos cayó de sorpresa y mi niña mayor, mi esposo y mi suegro se contagiaron y ahora están aislados. Ahora salgo con mi bebé y mi cuñada que también estaba infectada”, agradeció la señora, ayer cuando dejaba el nosocomio.

No fue sencillo. La madre fue internada con diagnóstico positivo para el coronavirus y con casi 36 semanas de gestación. El director del Hospital del Norte, Ramiro Narváez, advirtió sobre las posibles consecuencias fatales si la bebé se contagiaba al momento de nacer.

“El riesgo es altísimo para un recién nacido, es muy vulnerable así como los pacientes ancianos porque le podría haber dado una infección pulmonar y fallas en sus sistemas. Así que debíamos hacer todo lo necesario para evitarlo”, relata el galeno.

El equipo médico siguió las más extremas medidas de precaución para la cesárea que se realizó el 20 de abril. Como la pequeña nació antes de lo previsto fue trasladada a una incubadora y allí permaneció hasta que fue capaz de respirar por su cuenta. De inmediato le hicieron la prueba para Covid-19 y dio negativo. Este resultado significó una esperanza para todo el personal del hospital.

Los días posteriores al nacimiento de Victoria fueron una carrera contra el tiempo para su mamá porque debía someterse a dos pruebas y dar negativo al virus en ambas antes de dar de lactar a su hija. Mientras tanto, la bebé fue ganando peso por su cuenta hasta que al fin su progenitora superó la enfermedad.

“Logramos que la bebé pueda acceder al seno materno y a través de ello a la lactancia. Este alimento es insustituible y le pasó los anticuerpos que la mamá había desarrollado contra la enfermedad que padeció”, afirmó.

Las recuperaciones de madre e hija fueron totales y ayer dejaron el Hospital del Norte.

Aún deben permanecer otros 14 días en observación para evitar cualquier posible recaída. Por ello no regresaron a su casa en Patacamaya y se quedaron en el domicilio de una familiar en la zona de Kiswaras de El Alto.

“Tenemos una unidad de atención domiciliaria en el Hospital y las llevamos en nuestra ambulancia hasta su casa para hacer el seguimiento permanente de ambas. La madre debe permanecer bajo control durante 14 días y en ese tiempo no se debe reactivar la sintomatología”, apuntó el profesional.

El médico informó que de todos los pacientes que atendió el Hospital de Norte 60% son varones mayores de 60 años. Ellos tienen una patología preexistente como problemas respiratorios, cardiovasculares y renales. El 40% restante son mujeres por debajo de los 35 años. Ambos grupos responden positivamente al tratamiento. Al momento hay dos personas internadas, una en terapia intensiva y otra en terapia intermedia.

En tiempos de cuarentena y restricciones usted necesita estar bien informado. Por eso, Página Siete pone temporalmente a su disposición de forma gratuita, nuestra edición de papel en versión digital. Para verla haga clic aquí.

Este servicio, con contenidos especiales y enfoques propios de las principales noticias del día, será parte de la App que lanzaremos próximamente.

Pagina Siete